Cáritas Burgos destina 160.000 euros a los afectados por el tifón Haiyan

Meses después de la catástrofe del tifón Haiyan, Filipinas, Caritas sigue presente para apoyar la recuperación. El tifón atravesó Filipinas el viernes 08 de noviembre 2013 dejando un rastro de destrucción a su paso. El impacto del tifón en las comunidades ha sido enorme. Muchas de las personas afectadas ya estaban viviendo por debajo del umbral de la pobreza; según las estimaciones de sistema de Naciones Unidas afectó a un 40 por ciento. Más de 1,1 millones de viviendas fueron dañadas, alrededor de la mitad quedaron completamente destruidas. Los medios de vida de 5.6 millones de personas se han visto afectados. Los sectores pesquero y agrícola quedaron devastados con una estimación de 600 mil hectáreas de tierras de cultivo destruidas y 25.800 embarcaciones dañadas, de las cuales 10.000 fueron pérdidas o destruidas.

La cifra confirmada de muertos es 6.268 individuos. El costo total de los daños causados por el tifón se ha estimado en unos 686.577.549 euros. Cartias Burgos ha aportado 160.000€ provenientes de aportaciones solidarias e instituciones. Se da la paradoja de que nuestro país ha sido el tercer donante mundial después de EEUU y Canadá.

Caritas Internacional se propuso garantizar el acceso a alimentos esenciales, artículos no alimentarios y materiales de refugio a 55.000 familias vulnerables durante al menos cuatro meses. Caritas Filipinas/NASSA respondió de inmediato con el apoyo de su red diocesana en las zonas más afectadas y con el apoyo de la red internacional.

Una práctica ha sido la de otorgar subvenciones directas a 30.000 hogares para comprar y para realizar micro inversiones productivas. A 50.354 familias se les ha facilitado la rehabilitación de casas utilizando los materiales que los rodean, como maderas, troncos…

A su vez, se ha proporcionado dinero en efectivo a cambio de trabajo. Con la tierra y los cultivos devastados, se propicia el apoyo a las personas para restablecer sus medios de producción y sobre todo su estabilidad en este ámbito rural, impulsando los medios de vida para los productores de coco y las comunidades pesqueras.

El tifón Haiyan produjo el desplazamiento de 4 millones de personas; hay que añadir los cientos que se encuentran desaparecidos. Esta emergencia y su impacto causó una cantidad significativa de estrés para los supervivientes. Caritas sigue desarrollando acciones para apoyar en estas situaciones a las familias supervivientes.