Cambian de idea sobre la pista de skate. Ahora dudan sobre si mantenerla o cerrarla

Skatepark San Isidro (Septiembre 2023)

Ni 24 horas han pasado desde que el Concejal de Deportes, César Barriada, sentenciase que el Ayuntamiento de Burgos no iba a mantener ni limpiar más el parque de skate de San Isidro, porque cuando lo hacían, los grafitis volvían a ensuciarlo inmediatamente.

Sin embargo, la portavoz del Equipo de Gobierno Locla, Andrea Ballesteros, ha dado este jueves una opinión muy diferente. El Ayuntamiento encargará informes para saber cuánto cuesta el mantenimiento de la pista o, en sentido contrario, si está tan deteriorada que debe procederse a su clausura.

La portavoz ha recordado que el mantenimiento que necesita la pista no se basa, exclusivamente, en la limpieza de graffitis, sino también otras tareas necesarias que quedan fuera de los actuales contratos que el Ayuntamiento tiene para el mantenimiento de otras instalaciones de la ciudad. Desde luego, las declaraciones de Ballesteros abren la puerta a un posible futuro de la pista mientras que las de Barriada daban por perdido el uso de ésta.

¿Qué ha cambiado en 24 horas? A juicio del Equipo de Gobierno nada, porque Ballesteros asegura que la opinión de Barriada y la suya son la misma.

Lo cierto es que el concejal de deportes lanzó una idea tremendamente peligrosa para cualquier zona de la ciudad. Insinuó el edil que la pista nunca debería haberse construido allí porque es una zona apartada y se presta a vandalismo. Y es que, por esa misma regla, los barrios periféricos de la ciudad están condenados al abandono y la marginalidad municipal, pues siempre tendrán zonas más apartadas que aquellos barrios integrados en el núcleo de la ciudad.

Precisamente, la condición de periféricos o las zonas apartadas de la ciudad, si algo requieren es un mayor cuidado, vigilancia y mantenimiento, para igualar la situación de otras zonas de la ciudad.

OTRAS NOTICIAS