C. Rincón solo aguanta los dos primeros cuartos y el Tizona alcanza las quince victorias en veintidos jornadas, 81-67.

Autocid-Clinicas_0

Parciales:

22-17; 17-23; 39-48 al descanso; 23-12; 19-15;

Anotación

81 – Autocid Ford Burgos: Pep Ortega (12), Albert Sàbat (6), Romà Bas (0), Juan Aguilar (5), Antonio Peña (18), Anton Maresch (15), Jeff Xavier (5), Taylor Coppenrath (6), Sergio Olmos (8), Mareks Mejeris (6).

67 – Instituto de la Fertilidad Clínicas Rincón: Francisco Alonso (3), Morayo Soluade (15), Luís Conde (2), Víctor Ruíz (2), Romaric Benemene (0), Rubén Gutierrez (11), Maodo Nguirane (6), Tautvydas Sabonis (11), Kenan Larahodzic (4), Richi Guillén (13).

Expulsados

Taylor Coppenrath

Los azulones marcaron las diferencias en la segunda mitad del partido. Destacó el juego coral, por encima de las figuras, con todos los jugadores, menos Bas, anotando cinco puntos.
No se equivocaron los que esperaban un partido igualado. Clínicas está sellando una buena temporada, pero en El Plantío solo duró dos cuartos. La segunda mitad fue claramente para los azulones (42-27). Cierto es que no disfrutaron de una de sus piezas clave, Todorovic que fue convocado por Unicaja.

Aún así, Clínicas dio la cara durante buena parte del partido, pero Autocid acabó imponiendo su juego colectivo, que esta noche si fue destacable. Todos los jugadores aportaron, a excepción de un Romà Bas que no tiene suerte de cara al aro, pero al que no se le puede reprochar nada. Así Autocid firma su segunda victoria consecutiva, ante un rival difícil de conocer y que ya dio mucha guerra a otros de los favoritos de la categoría.
.
El partido:

Andreu Casadevall tiró del quinteto más repetido en las últimas jornadas, y que estuvo formado por: Albert Sàbat, Jeff Xavier, Antonio Peña, Pep Ortega y Taylor Coppenrath. Autocid Ford Burgos empezó viendo buenas acciones en la defensa zonal planteada por Francis Tomé. Los azulones marcaron un parcial de 7-0 que dejaba a los de casa en una posición cómoda para afrontar los primeros compases del partido. Reaccionó bien el joven equipo malagueño, hilvanando algunos buenos ataques (18-14). Autocid jugó mejor los dos últimos minutos y cerró el primer acto con un marcador de 22 a 17.

El segundo cuarto, con ninguno de los hombres de inicio en la pista, empezó peor. Clínicas marcó un 0-5 que volvía a dejar el partido como había empezado, en tablas (24-24). Con la defensa individual de los malagueños, Autocid tuvo problemas para generar ventajas en ataque y el partido se apretó. Fue a falta de dos minutos para el descanso, cuando Clínicas consiguió ponerse, por primera vez, a liderar el partido (33-35). Así llegó el descanso del partido, Clínicas mínimamente por delante en el luminoso (39-40).

En el tercer cuarto Andreu repitió su cinco inicial. El resultado no tardó en llegar. Autocid no estuvo especialmente anotador, pero si muy defensivo y consiguió llevar un parcial de 15-3 que dejaba la máxima ventaja hasta el momento, once puntos (54-43). Francis Tomé no pudo hacer otra cosa que parar la racha azulona con un tiempo muerto. A la vuelta las cosas no fueron tan fáciles para los de casa. Aún así, la ventaja parecía suficiente para sacudirse cierta presión del partido (59-50). La bocina sonó con una ventaja, a priori, cómoda para afrontar el último cuarto (62-52).

Los últimos diez minutos eran para gestionarse, pero sin descuidar la faceta defensiva. Sólo dos triples consecutivos de Guti mancharon el momento dulce que estaba atravesando Autocid Ford Burgos. A pesar de esos dos latigazos aislados, los de casa estaban manteniendo su distancia (71-60). Con poco margen de maniobra para Clínicas, los visitantes no sólo no consiguieron recortar distancia, sino que sufrieron una mayor desventaja. El marcador final reflejó la mejor segunda parte de Autocid sobre Clínicas Rincón (81-67)

A falta del encuentro del Breogan en Lugo, para completar la jornada, el Tizona es tercero con balance 15/7, en la proxima jornada, sábado 19:30, visita al Baloncesto Oviedo.