C.B. Tizona tiene que usar el mono de trabajo para ganar el primero del playoff ante Breogan, 68-64.

_DSC7471

Parciales
22-16; 16-14; 14-21; 16-13;

Anotación
68 – Autocid Ford Burgos: Pep Ortega (11), Albert Sàbat (10), Romà Bas (0), Juan Aguilar (2), Antonio Peña
(7), Anton Maresch (8), Jeff Xavier (6), Taylor Coppenrath (9), Sergio Olmos (6), Mareks Mejeris (9).

64 – Ribeira Sacra C.B Breogán: Adrián Chapela (3), Alejandro Bortolussi (2), Roeland Schaftenaar (11), Dani
Rodríguez (15), Pablo Almazán (4), Haukur Palsson (2), Adrián Laso (4), Charles Nkaloulou (10), Tyrus McGee
(13), Alejandri López (10).

Expulsados
Haukur Palsson

68-64. Trabajar para ganar
• Autocid se lleva el primer partido con el más puro sabor a playoff
• Breogán tuvo la posesión de la victoria, pero Dani Rodríguez erró

Volvió una gran cita a El Plantío y el partido no decepcionó. Desde el principio la igualdad fue palpable,
siempre con Autocid liderando el partido y, en general el tempo, pero todo se invirtió en el tercer cuarto.
Breogán tiro de carácter y apretó el resultado, tanto que incluso llegaron a mandar por escasos puntos. El
último cuarto fue el que valió. El Plantío acogió el baloncesto en estado puro y la grada estuvo
inconmensurable. Andreu alzó los brazos en señal de ahora sí, todos juntos y la respuesta devolvió a El
Plantío su sabor a velada de playoff, una velada que además, terminó con final feliz.

El partido.
Inicio con el quinteto fetiche de Andreu en esta recta final de temporada, formado por: Albert Sàbat, Anton
Maresch, Antonio Peña, Pep Ortega y Sergio Olmos. Buen espectáculo desde el inicio de partido, con el
ambiente de las grandes citas en la grada. La igualdad era patente (5-6), pero un triple liberado de Anton
Maresch marcó el punto de inflexión. Autocid empezó a coger aire (15-7). El ritmo de partido favorecía al
cuadro local que, apesar de tener dos minutos malos en ataque, sacó un buen primer cuarto adelante (22-
16).
El segundo cuarto arrancó todo lo mal que podía para Breogán y Lisardo Gómez no tardó ni un minuto en
pedir tiempo muerto (26-16). La renta de diez puntos se perpetuó varios minutos (28-18). Una técnica
absurda y subrrealista encendió al público y a Andreu que no sabía el criterio que estaban siguiendo los
colegiados. La decisión terminó por distraer a los jugadores y Andreu paró el partido (30-23). Autocid supo
salir de su particular crisis con un espectacular triple de Pep Ortega que devolvía el +10 a los burgaleses (36-
26). Sin tiempo para más, llegó el descanos (38-30).
En el tercer cuarto Andreu repitió el quinteto de inicio. Autocid no salió tan concentrado como se esperaba
y Breogán aprovechó la ocasión. Un parcial de 6-10, con tres triples de Dani Rodríguez incluido, les metía de
lleno en el partido. Casadevall no tuvo otro remedio que parar el avance lucense con un tiempo muerto (44-
43). Breogán estaba disfrutando de sus mejores minutos y por momentos parecía que podía arrasar a
Autocid. Sin embargo, Autocid supo reconducir la situación a tiempo y se fue con la mínima ventaja al
último cuarto (52-51).
El cuarto decisivo no empezó bien para los de casa. Autocid estaba sufriendo mucho para parar a Breogán y
era necesario cambiar la dinámica que le daría como ganador a los gallegos (55-58). En ese momento, El
Plantío se convirtió definitivamente en el sexto jugador y consiguió, a base de mucho ruido, volver a liderar
el partido (64-61). No había margen de error para que Autocid no cayese en este partido. Los dos minutos
finales sería con el más puro sabor a playoff. La emoción se palpaba con el marcador que se resistía a
distanciarse (65-64). Sería los segundos finales que decantaría el vencedor del primer partido de la serie. La
tuvo Breogán en las manos de Dani Rodríguez en la última posesión, pero el aro escupió el balón y la
victoria cayó del lado burgalés (68-64).