Burgos sustituye cinco autobuses por modelos más modernos

Burgos incorpora a su flota cinco nuevos autobuses, cuatro de un solo cuerpo y uno articulado. Son cinco vehículos que funcionan con gas natural y que entran a formar parte de los 65 que ya tiene en marcha el propio Ayuntamiento.

Los vehículos, modelo Solaris Urbino, fueron licitados el pasado año, aunque no ha sido hasta ahora cuando han llegado a la ciudad. Los autobuses de 12 metros de longitud, tienen capacidad de transportar hasta 100 pasajeros, 26 de ellos sentados, mientras que el articulado, de 18 metros, amplia ese aforo hasta los 150 pasajeros con 39 asientos.

El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, ha anunciado la intención, y en estos tiempos de incertidumbre es solo eso, de incorporar de cara a 2022 otros cinco nuevos vehículos. Tal y como ha recordado De la Rosa, la adjudicación se realizaría en 2021 y serían una realidad en el siguiente año.

Con la entrada en funcionamiento de estos vehículos el Ayuntamiento «jubilará» otros siete de la flota, aunque ha aún no ha decidido si se retirarán o se donarán como en anteriores ocasiones.