ARCHIVADO EN

Burgos, segunda provincia de la Región con mayor porcentaje de casos positivos de cáncer de cuello uterino

Exteriores Local AECC Asociacion Española Contra el Cancer (Mayo 2020)

Burgos se sitúa, según los últimos datos consolidados recogidos por la Junta en 2022, como una de las provincias con mayor porcentaje de resultados sospechosos positivos en los cribados contra el cáncer de cuello de útero, únicamente superado por Segovia, donde el porcentaje es de un 5,49%.

En el Día Mundial contra el cáncer de cuello uterino, celebrado este martes 26 de marzo, diferentes asociaciones contra el cáncer y Salud Castilla y León recuerdan la importancia de la prevención del cáncer de útero.

En nuestra Comunidad existe el programa de prevención y detección precoz de cáncer de cuello de útero. Este programa de cribado tiene como objetivo detectar lesiones precancerosas y cánceres invasivos mediante una citología cervical y la determinación de la existencia del papiloma humano (VPH).

Las mujeres deben someterse a este cribado entre cada 5 y 10 años a partir de los 30 años, y las mujeres con VIH cada 3 años a partir de los 25.

Los últimos datos consolidados, recogidos por la Junta de Castilla y León en 2022, indican que de las más de 27.000 citologías realizadas en la Comunidad 3.736 corresponden a la provincia de Burgos. Dentro de esa cifra 152 resultaron positivas, suponiendo esto un 4,07% del total.

El cáncer de cuello uterino es el cuarto tipo de cáncer más frecuente en las mujeres y tiene su origen principalmente en una infección persistente causada por el VPH. Dicho virus, de transmisión sexual, provoca que las mujeres lo contraen tengan seis veces más probabilidades de padecer este tipo de cáncer. 

Así, la vacuna contra el VPH contribuye también en gran medida a prevenir el cáncer de cuello uterino, con una buena relación entre costo y eficacia. La Junta recomienda vacunar contra el VPH a las niñas con edades comprendidas entre los 9 y 14 años.

Además de las vacunas existen otras medidas preventivas, como son el uso de preservativos, evitar el consumo del tabaco, o la circuncisión masculina voluntaria.

El cáncer de cuello uterino puede curarse si se diagnostica en un estado temprano y se trata lo antes posible. Por ello es importante concienciar de las medidas preventivas existentes.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS