Burgos se tiñe de naranja por el día mundial del donante de médula ósea

IMG-20210918-WA0013 (1)

Este sábado con motivo del día mundial de la donación de médula ósea, la Asociación de Donantes de Médula Ósea de Burgos (ADMOBU) salió por las calles burgalesas para informar a los ciudadanos en lo que consiste esta donación. Desde la Asociación insisten en que «fácil e indolora» y que, además, es vital para mucha personas.

Hay que tener en cuenta que en España cada año se diagnostican cerca de 6.000 casos de enfermedades oncohematologicas (procesos oncológicos que se originan en los órganos encargados de formar la sangre). Alrededor de de 300 son niños y más del 60% necesitará de un trasplante de médula ósea.

Otro lastre es que sólo 1 de cada 4 pacientes tienen un familiar compatible que pueda donarle las células madre de su sangre, el resto, debe acudir al REDMO (Registro Español de Donantes de Médula Ósea) a encontrar su donante ideal.

La probabilidad de encontrarlo es de una entre 4.000, una estadística muy baja y que contribuye a desanimar al paciente después de recibir la noticia de que tiene cáncer.

Por ello, la asociación colocó stands en la fachada de la Diputación Provincial de Burgos y en la fachada del edificio de Capitanía para informar sobre los dos requisitos para ser donante: tener entre 18 y 40 años y estar sano. En esta línea, los hosteleros de la zona de la calle de los Herreros y también los de la calle Sombrerería lucieron los pañuelos naranjas de la asociación y repartieron información a todo aquel que la solicitó.

Además, el ayuntamiento se ha iluminado de naranja y se ha colocado una pancarta de la asociación en la fachada del mismo.