Burgos, la provincia con mayor número de bajas en accidentes laborales de la Región

UGT1

Burgos es la provincia de Castilla y León con mayor índice de accidentes laborales con baja en 2023. Así lo han denunciado los sindicatos UGT (Unión General de Trabajadores) y CCOO (Comisiones Obreras), recordando a las víctimas de accidentes y enfermedades laborales en nuestra provincia.

Según los datos proporcionados por las organizaciones implicadas, en Castilla y León se produjeron un total de 26.734 accidentes con baja el año pasado, de los cuales 38 fueron mortales. De ese total, aproximadamente 2.700 accidentes se produjeron en la provincia de Burgos, 5 de ellos con un fatal desenlace.

Esas cifras, a nivel de Castilla y León, sitúan a Burgos como la primera provincia en número de accidentes laborales con baja y en muertes relacionadas con estos siniestros. Ambas cifras suponen alrededor de un 20% de los datos totales de la Comunidad. 

A nivel nacional, Burgos se sitúa, según el índice de accidentabilidad por cada 100.000 trabajadores, como la quinta provincia de España con más accidentes laborales con baja. A su vez, según este mismo índice pero en el ámbito de mortalidad, Burgos ocupa la decimosexta posición dentro del conjunto nacional.

Desde UGT Y CCOO denuncian la falta de proteción a sus trabajadores, pudiendo evitar fácilmente los accidentes laborales y las enfermedades derivadas de este ámbito, como son la ansiedad, la depresión, o incluso problemas relacionados con la salud cardiovascular. Explican que es alarmante que, pese a las acciones que se están llevando a cabo desde la Junta de Castilla y León en materia de salud laboral, los números no reflejan ninguna mejora al respecto, es más, todo lo contrario. Con respecto al 2022 los accidentes laborales en la Comunidad aumentaron un 3,35% en 2023.

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales que se aplica actualmente cumplirá este año 29 años de vigencia y, como explican desde los sindicatos, se incumple de manera reiterada por las propias empresas y centros de trabajo. Exigen así un inicio de actividades que busquen mejorar la calidad de la gestión de los centros de trabajo, llevando la política al corazón de estas, así como un mayor registro de las enfermedades profesionales.

OTRAS NOTICIAS