Burgos impulsa un centro internacional de las vidrieras

Capilla del Corpus Christi de la Catedral de Burgos
Capilla del Corpus Christi de la Catedral de Burgos

La capital burgalesa quiere disponer de un centro internacional de vidrieras. Una propuesta de la profesora de Historia del Arte de la Universidad de Burgos, Pilar Alonso Abad, quien ha defendido la tradición de este arte del fuego en la ciudad.

La iniciativa parte arropada por la celebración del octavo centenario de la Catedral de Santa María en 2021 pero pretende ir más allá convirtiendo el proyecto en un lugar permanente de referencia a nivel internacional. El proyecto nace avalado por el Centro de Ciencias Humanas y Sociales del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad de Burgos, el Cabildo de la Catedral de Santa María y el Ayuntamiento de la capital burgalesa.

Aún sin ubicación específica, se tiene claro que la instalación debe estar dotada de recintos polivalentes, un área de investigación y una sala de exposición, una biblioteca especializada, almacenes para colecciones privadas y públicas y una sala de reuniones. Uno de los primeros proyectos del centro, según ha apuntado la profesora Pilar Alonso Abad, podría ser la recuperación del conjunto de vidrieras de la Catedral de Burgos, tanto las existentes en la actualidad como las que se han perdido a lo largo del tiempo a consecuencia de las diferentes intervenciones en el templo.

La tradición de las vidrieras en Burgos se remonta a los orígenes de este arte del fuego en nuestro país, ya que uno de los primeros conjuntos de la Península Ibérica es el que se conserva en el Real Monasterio de Las Huelgas.

A lo largo de los siglos, la capital burgalesa ha desarrollado una importante tradición no sólo en la fabricación de vidrieras, sino también en su restauración, por lo que motivos sobran para que la ciudad pueda acoger un centro internacional de estas características.