Burgos con Bici ve la ordenanza de movilidad «moderna» pero mal aplicada

El colectivo Burgos con Bici que la nueva ordenanza de movilidad como «moderna y avanzada» pero considera que se está fallando en cómo se está aplicando.

Así lo ha explicado el secretario de la asociación, Alberto Fernández, que este jueves desgranaba los elementos más importantes de la ordenanza en lo que a la circulación en bicicleta se refiere.

Con carácter general, la ordenanza es buena a juicio del colectivo, pero hay varios puntos que deben mejorarse para que la norma no disuada del uso de la bicicleta.

El primero de ellos puede corregirse mediante decreto. Y es que es a través de esta fórmula como dicta la ordenanza que deben regularse las zonas de tráfico restringido. A juicio de Fernández, el centro de Burgos no puede cortar el flujo de circulación para la bicicleta, y ve necesaria la ampliación de las zonas por las que deben poder circular estos vehículos.

Junto con esto, considera necesario la consolidación de una red de vías de circulación exclusivas para bicicletas y VMP, que vertebren un trazado norte sur y este y oeste en la ciudad.

Además, son conscientes de que la calzada es también el espacio de la bicicleta. Por eso abogan por que se equipare el peso de las bicis en la calzada al que tienen actualmente los vehículos, al tiempo que piden al Ayuntamiento una mejor señalización.

Con respecto a las sanciones, desde Burgos con Bici han pedido siempre que el régimen sancionador sea «más blando y específico» para las bicicletas, toda vez que el peligro de estas es menor que la misma infracción en un vehículo a motor. Se lamentan de que la ordenanza no haya tenido en cuenta esta reivindicación.