Burgos acoge un concierto en una fábrica sin que al Ayuntamiento parezca importarle lo más mínimo

Ayuntamiento

El todo vale del Ayuntamiento de Burgos se suele aplicar con criterios arbitrario. En algunos casos es más evidente que en otros. Es lo que ocurre este viernes, cuando la ciudad de Burgos acogerá un concierto de ópera en una nave industrial. Sí, como lo oyen. Nada que pueda sorprender ya en esta ciudad donde los centros culturales venden alcohol, las fundaciones de la lengua organizan jornadas gastronómicas y las fundaciones, depende de quien sea el dueño, se reservan los espacios públicos por si acaso les apetece o no usarlos.El Ayuntamiento de Burgos repite jugada y dado que el color político ha cambiado, habrá que mirar al interior de la administración para encontrar responsables. Ya lo hizo en su día la fábrica de cervezas San Miguel, que tras dos o tres anualidades celebrando un concierto donde no se podía se encontró, aquí sí, con la determinación política para frenarlo.Le toca ahora el turno a hierros Foro que, no se sabe muy bien porqué, se convierte está noche por arte de magia en un auditorio. Cabe pensar que, tal y como dice la Ley de Espectáculos de la Junta, cumplirá, con garantías, con todos y cada uno de los requisitos que se le exige a cualquier empresa del sector, con total independencia de si su actividad es para un día o para un año. Con lo que no cumplirá es con el uso del suelo, porque o es de uso industrial o no, pero no puede ser las cosas.Aunque, a buen seguro, el Ayuntamiento sacará a pasar aquello del «total, por una vez» para justificar una vez más irregularidades de este tipo.

OTRAS NOTICIAS