Blasco pide al PSOE que «deje de marear la perdiz» en torno al Mercado Norte

Carolina Blasco y Gema Conde en Junta de Gobierno

La concejal de Comercio del Ayuntamiento de Burgos, Carolina Blasco, ha pedido este jueves al Grupo Municipal Socialista que «deje de marear la perdiz» en torno al Mercado Norte.

La edil, quien ha comparecido junto a la portavoz del equipo de Gobierno local, Gema Conde, tras la celebración de la Junta de Gobierno, ha criticado la rueda de prensa ofrecida ayer por los socialistas en este sentido cuando, según ha recalcado, se estaba trabajando a nivel interno con todas las formaciones para alcanzar un acuerdo en torno al mercado.

Por ello, ha anunciado que el PP elevará a la sesión plenaria del Ayuntamiento una proposición para que todos los grupos políticos con representación municipal se posiciones en torno a esta cuestión y ha pedido al PSOE que «deje de obstaculizar» cada vez que cambia de opinión en este sentido.

Carolina Blasco ha calificado de «cuentos infantiles» los argumentos que esgrimen los socialistas en torno al proyecto sobre el que se trabaja para la construcción de una nueva dotación y ha recordado que dicho proyecto, por el momento, no ha costado ni un solo euro a la ciudad, al contrario de lo que supondría iniciar un nuevo proceso para la redacción de un proyecto, cuyo coste ha cifrado en más de 100.000 euros.

También ha arremetido contra el PSOE por el interés mostrado por actuar en el Mercado del G-9 a través de inversiones sostenibles y «sólo dos días después de la aprobación de éstas» interesarse por el Mercado Norte.

Blasco ha recordado que, por el momento, se está a la espera de conocer el resultado de un informe de Secretaría General que determine si el proceso sobre el que se trabaja ha caducado y, en caso de que esto haya sucedido, ha explicado que la solución sería presentar de nuevo el estudio de viabilidad.

En este sentido, ha criticado las cifras que manejan los socialistas en torno al canon y el resto de aspectos que se enmarcan dentro del proyecto, como los de urbanización o coste de un mercado provisional, y ha señalado que se trata de cifras orientativas que aún podrían sufrir modificaciones.

En cualquier caso, ha remarcado que el Mercado Norte se encuentra en un «momento clave» para garantizar su continuidad, dado que en pocos meses finalizan los contratos con la mitad de los concesionarios. Precisamente, para garantizar su supervivencia y el trabajo realizado durante más de medio siglo, Carolina Blasco ha apelado a la «responsabilidad» para dar una solución a los mismos.

También ha advertido que, en caso de desechar este proyecto, el futuro del mercado sería incierto, puesto que el Ayuntamiento tendría que estudiar la renovación o no de las concesiones, teniendo en cuenta el riesgo estructural de la dotación y las posibles indemnizaciones que habría que pagar en caso de que hubiese que rescindir contratos, y el coste que tendría para el Ayuntamiento la construcción, con medio municipales, de una nueva dotación. Un coste que podría rondar los 9 millones de euros, contemplando en esta partida un mercado provisional.