Blasco denuncia la «permisividad inaceptable» del Equipo de Gobierno ante los incumplimientos del contrato de basuras

No es un hecho aislado. Son muchos los incumplimietos que la empresa Urbaser, reciente adjudicataria del contrato de basuras de la ciudad por 1.500.000 de euros al año, está realizando.

Y buena muestra de ello son las quejas de los ciudadanos que se acumulan y aumentan con el paso de los meses.

El último de los incumplimientos se ha puesto de manifiesto este pasado fin de semana, cuando Urbaser ha cerrado los contenedores soterrados al estropearse los dos camiones especiales que tiene el Ayuntamiento en servicio para este tipo de contenedores.

El contrato especifica que en caso de que ocurra algo de esto, Urbaser se compromete a tener otro camión en un plazo máximo de 24 horas. Sin embargo, la «solución» aportada ha sido cerrar los contenedores e instalar los estándar de carga lateral. Una medida que, al no estar contemplada en ruta, además está generando acumulación de residuos en la zona centro de la ciudad fuera de los propios contenedores.

Esta misma semana el Equipo de Gobierno confirmaba otro incumplimiento, el de la instalación de los contenedores de orgánico, por la falta de microchips, cuestión que no impide la colocación y su funcionamiento, aunque sea sin la herramienta digital.

El Equipo de Gobierno ha decidido ampliar el plazo que la empresa tenía para la instalación de los contenedores y el cumplimiento de otros requisitos del propio contrato, como la apertura de una oficina de información al ciudadano.

Y hace una semana, conocíamos que el aumento de quejas ciudadanas en el mismo periodo del año anterior, implicaba que Urbaser no cobrase el 100% de ese 1.500.000 anual del contrato.

Todos estos criterios, además de ser el compromiso firmado por la empresa Urbaser con los burgaleses, son los que le han servido a ésta para convertirse en adjudicataria del contrato.

En la misma línea, no se está dando cumplimiento a la reposición de todos los vehículos pactados en el tiempo determinado.

Sin embargo, desde el Equipo de Gobierno todo son excusas y, una vez más, un posicionamiento comprensivo para con la empresa y frontal contra los ciudadanos.

No existen excusas que justifiquen el pago del 100% del contrato este año, pues no se están cumplimiento con muchos de los aspectos que figuran en el contrato. Y aunque sean cuestiones derivadas de la crisis económica, la guerra de Ucrania o el tió del saco, lo cierto es que no es responsabilidad de los ciudadanos. Además, si no se están cumpliendo con los criterios, no hay motivo para abonar todo el dinero que se ha pactado, sin que eso significa penalizar a nadie.

OTRAS NOTICIAS