Bajan las defunciones y la natalidad en Castilla y León

Personas Mayores Paseando

Castilla y León experimenta una menor tasa de fallecimientos en 2023 con un descenso del 7,28%, lo que implica que el pasado año se registraran 28.671 defunciones frente a los 30.923 del 2022. Así publicaba los datos el Instituto Nacional de Estadística, quien afirmaba que en Castilla y León también se ha vivido un descenso en el pasado mes de noviembre del 4,39% de la natalidad.

En el caso de las defucinones, esta tasa se aproxima al año previo del estallido de la pandemia de la covid-19, cuando se registraron 28.638, lo que, en comparación con 2023, supone un 0,11% menos de fallecimiento.

En el conjunto del país, las defunciones estimadas del pasado año fueron 433.533, frente a las 460.478 del ejercicio anterior, lo que implica un descenso del 5,85% y 26.945 personas menos. En el caso de la provincia de Burgos, la defunciones disminuyeron un 2,45%, hasta alcanzar las 4.147 personas fallecidas en 2023.

Por otro lado, Castilla y León ha experimentado una bajada en la natalidad, con un descenso del 4,39% en los nacimientos del mes de noviembre de 2023, cuando se alcanzaron los 1.046 bebés con un acumulado de 11.506.

Por su parte, la media nacional también ha caido un 2,16% en relación al mismo momento del pasado 2022, donde se registró un total de 27.507 nacidos y un acumulado de 294.856.

De esta forma, se puede observar que los nacidos han caído en todas las provincias menos en Salamanca, que se ha experimentado el crecimiento del 1,77%. En el otro extremo, los datos del INE arrojan que en Palencia se ha registrado la mayor caida interanual, con -16,49 y 72 nacimientos. Por su parte, Burgos también ha experimentado una bajada del -6,41% y 149 nacimientos en 2023.

De acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Estadística, se puede apreciar un descenso en los fallecimientos de la Comunidad con respecto a otros años, pero la tendencia de mantener la natalidad a la baja se sigue manteniendo.

OTRAS NOTICIAS