Ayala regala 1,6 millones al Burgos C.F. mientras los barrios tienen que devolver más de 8.000 euros

Ayala firma convenio Burgos CF

La alcaldesa de Burgos, Cristina Ayala, ha firmado este viernes un nuevo contrato de patrocinio para regalar al Burgos Club de Fútbol Sociedad Anómina Deportiva, la friolera de 1.600.000 euros para este año 2024 y el próximo 2025.

En su comparecencia pública, la alcaldesa estaba absolutamente perdida en las declaraciones que hacía, llegando a utilizar hasta en once ocasiones en tres minutos la palabra «club» para referirse a la empresa a la que regalaba el dinero de los burgaleses. Cabe recordar que Canal 54 ha sido, en el pasado, objeto de numerosas críticas por llamar Club Deportivo al Burgos Club de Fútbol, cuando sí era un club deportivo. Terminología que dejamos de utilizar tras la conversión del equipo en Sociedad Anómima Deportiva.

Ayala se ha referido a los nuevos accionistas como «nuevos socios», contrinuyendo así a la creencia de que a quien se entrega el dinero no es una mercantil, que lo es, sino a un club.

Por si fuera poco, Ayala ha mezclado churras con merinas, aludiendo a los compromisos por ambas partes que tiene este convenio. Y es que la primera edil ha aludido a la construcción de la grada como parte del compromiso de la empresa blanquinegra dentro del contrato de patrocinio bajo el que se le regalan estos 800.000 euros al año. Sin embargo, es imperativo recordar que el compromiso de la grada forma parte del contrato de concesión demanial del estadio del Plantío, el contrato por el que Daniel de la Rosa cedió la principal instalación deportiva de la ciudad a una empresa privada.

Mientras esto ocurre y Ayala entrega esta millonada, asegurando que es lo que los burgaleses quieren, otros tantos burgaleses que no son empresas con ánimo de lucro, se van a ver obligados a devolver dinero al Ayuntamiento. Es el caso de 4 barrios de la ciudad: La Ventilla, San Julián, San Cosme y San Damián y Villatoro. Los cuatro tendrá que abonar algo más de 8.000 euros en conjunto debido a que el retraso municipal en la gestión de las subvenciones, sumado a los cambios en las reglas del juego que el propio Ayuntamiento ha venido experimientando, no están pudiendo justificar la totalidad de los gastos destinados a las fiestas de los barrios.

Al hilo, precisamente, de la dilatación de tiempos del Ayuntamiento de Burgos en lo referente a las gestiones asociadas a ciudadanos, es destacable cómo el convenio entre los burgaleses y la Sociedad Anónima Deportiva se aprobó, este jueves, mediante urgencia en la Junta de Gobierno Local. Las prioridades son las prioridades.

OTRAS NOTICIAS