Avances en la Estrategia de Dinamización del entorno de Garoña

Exteriores Central nueclar Santa María de Garoña_opt

El plan para revitalizar el entorno de Garoña tras el cierre definitivo de la central nuclear avanza con paso firme. Los 14 municipios ubicados en el radio de acción de 10 kilómetros, 12 municipios en Burgos y 2 en Álava, han aprobado por unanimidad el modelo de organización y gestión para implementar con éxito los proyectos recogidos en la “Estrategia de Dinamización del Área de Influencia de la Central Nuclear de Garoña”.

La estructura aprobada garantiza la colaboración entre los 14 ayuntamientos de la zona y un grupo de trabajo formado por técnicos especialistas en desarrollo. El organigrama está formado por una Comisión de Seguimiento, un Comité Mixto de Gestión, una Mesa Técnica de Coordinación y una Oficina Técnica, a la que se ha incorporado Roberto López, experto en gestión y promoción de proyectos de desarrollo. Su designación se produce tras un proceso de selección en el que han participado un total de 36 candidaturas.

Aprobado el modelo de gestión, los representantes de la “Estrategia de Dinamización” retomarán los contactos con las Administraciones Públicas para explicarles las novedades y recabar su apoyo económico y técnico. El primero se produjo la semana pasada con el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, quién mostró su disposición a colaborar con distintos planes de desarrollo.

La “Estrategia de Dinamización del Área de Influencia de la Central Nuclear de Garoña” es resultado de un estudio sobre la situación de los 14 municipios ubicados en los 10 kilómetros del radio de acción de la central y plantea 22 proyectos para el desarrollo económico, social y ambiental de la zona.

Ha sido elaborada por CEDER Merindades, ADECO Bureba, ADR Añana y SODEBUR, y en ella han participado representantes institucionales y agentes económicos y sociales de la zona. Tiene una duración hasta 2030 y los proyectos requieren de una inversión de unos 119 millones de euros.