Atracón de actos el próximo 16 de marzo en Burgos

fórum 3

Cada vez es más evidente que el Ayuntamiento de Burgos no tiene ningún control sobre la programación cultural de la ciudad. Ésta surge de forma espontánea y el Ayuntamiento solo se dedica a pagar y, en el mejor de los casos, a tener ideas que encaja al tun tun en el calendario como buenamente puede.

Burgos tiene menos de 180.000 habitantes. Nos gustará más o nos gustará menos, pero intentar que coincidan muchos eventos de forma simultánea, solo lleva a dividir a la población, a fraccionar las opciones y dejar a una parte de la población perdiéndose eventos.

Los ejemplos son muchos. El pasado fin de semana, nuestro Ayuntamiento no tuvo reparos en que coincidieran en el tiempo las fiestas de San Pedro de la Fuente, la celebración de los Cucos y la instalación de una fan zone en las inmediaciones del Plantío.

Pero la que se nos viene es similar. Sin ir más lejos, el próximo 16 de marzo será uno de esos sábados del todo o nada. Y es que, como se sabe ya desde hace tiempo, entre los días 15 y 17 de marzo se deberá en Burgos el Certámen Nacional de Danza. Uno de esos eventos que cogregan a miles de personas en la ciudad y llenan hoteles y restaurantes. Pese a ello, la Junta de la Semana Santa parece decidida a lanzar, para ese sábado 16 de marzo una nueva procesión, alejada una semana de los desfiles procesionales habituales. Y, por si fuera poco, la alcaldesa, Cristina Ayala, ha aceptado montar un espectáculo a lo largo de todo el día, para homenajear a la piloto Cristina Gutiérrez tras su victoria en el Dakar. Así, podemos pasar del todo a la nada en lo que, a todas luces, parece una casualidad de eventos pero que a lo único que responde es a una falta evidente de programación.

Porque son muchos los colectivos interesados en sacar adelante sus iniciativas pero, parece que en una ciudad pequeña, debiera primar una agenda o calendario que permitiera organizar de la mejor manera posible los eventos, en aras de que los ciudadanos no se vean obligados a jornadas maratonianas o a la ausencia de actividades, simplemente por la falta de coordinación municipal. Hay cosas que caen cuando caen, como son las fiestas de los barrios o la Semana Santa, otras, cuya acogida en la ciudad dependen de circuitos agenos y otras que son, única y exclusivamente, capricho de organizador. Son estas últimas las que deben coordinarse para que las actividades en Burgos mantengan un ritmo y nivel constante para propios o extraños, y abandonemos ya ese todo o nada tan habitual en nuestra ciudad.

OTRAS NOTICIAS