ARCHIVADO EN

Amparado en una sentencia Intervención defiende a Rebollo porque su voto sólo fue uno más

La recusación presentada por el Grupo Municipal Socialista en relación a la votación del Servicio de Autobuses en la que su presidente, Esteban Rebollo, votó en favor de adjudicar el servicio de mantenimiento a la empresa de su hijo, cae en saco roto tras el informe de Intervención.

Dicho informe, a juicio del portavoz del Equipo de Gobierno Local, Ángel Ibáñez, es «claro y contundente», concluyendo que los votos de Esteban Rebollo no fueron decisivos para la adjudicación del mantenimiento de los autobuses municipales a una empresa en la que trabaja su hijo.

De nuevo es la justicia la que ampara esta situación ya que el informe de Secretaría General se basa en una sentencia de Castilla y León y que entiende que sin la votación de Rebollo la adjudicación, sin concurso previo, se habría producido igualmente.

Por tercera vez Ibáñez da por cerrado este expediente tras la recusación del Grupo Municipal Socialista. El PSOE ya avanzó que en caso de no quedar satisfecho con la respuesta, llevará el caso al Contencioso-Administrativo, aun sabiendo cómo la justicia tiende a amparar este tipo de comportamientos reprochables desde la sociedad.

INFORME INTEGRO

Página 1 de 7Página 2 de 7Página 3 de 7Página 4 de 7Página 5 de 7Página 6 de 7Página 7 de 7

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS