Alerta. La ciudad se prepara para fuertes vientos, temperaturas gélidas y nevadas

Máquina quitanieves de Miranda de Ebro
Máquina quitanieves de Miranda de Ebro

La ciudad se prepara para la primera nevada de 2024. De hecho, el Ayuntamiento de Burgos espera que esta madrugada pudieran producirse las primeras precipitaciones en forma de nevadas.

Por ello, esta misma noche, el Ayuntamiento esparcirá fundente por diferentes calles de la ciudad, tarea que se prolongará en tanto dure la previsión de heladas. Además, se ha contactadoya con Urbaser para coordinar los posibles primeros trabajos en caso de que las previsiones se cumplan.

También se ha contactado con Alpesa, la empresa con la que el Ayuntamiento tiene firmado un contrato para iniciar trabajos de limpieza con maquinaria adicional a la de Urbaser, además de esparcir fundente donde fuera necesario.

Tanto la Subdelegación del Gobierno como la Junta de Castilla y León, en este último caso a través de la Agencia de Protección Civil, han activado sus respectivas alertas.

El Ministerio de Transportes ha movilizado un total de 628 máquinas quitanieves para Castilla y León y también para Aragón, las dos comunidades donde se espera pueda impactar de forma inminente el temporal.

Esta madrugada se espera que la cota de nieve pudiera desplomarse hasta los 700 metros, llegando a los 300 durante la jornada de este viernes, si se cumplen las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología.

Además, el termómetro tampoco dará tregua. En las próximas horas, sobre todo entrando ya en la madrugada del viernes, el mercurio caerá hasta los 4 grados bajo cero, pudiendo llegar a los 6 este sábado. Eso sí, la sensación térmica de esta madrugada podría alcanzar los 7 grados bajo cero.

A esto, se suma el temporal de viento nada cómodo. Las ráfagas de viento podrían alcanzar los 35 kilómetros por hora a lo largo de este viernes, siendo especialmente intensas estas noche y madrugada.

OTRAS NOTICIAS