ARCHIVADO EN

Abajo los bolardos

Bolardos-bajados_calle-peatonal

El Ayuntamiento de Burgos ha decidido no delimitar las zonas peatonales del centro de la ciudad para favorecer el reparto a domicilio de productos de primera necesidad como alimentos, o el acceso a los servicios de atención a personas mayores y ayuda a domicilio.

Así lo ha avanzado este sábado el alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, a través de su cuenta de Twitter, en respuesta a las demandas de varios ciudadanos en este sentido. Estas demandas pasaban por garantizar el libre acceso a las zonas peatonales del casco histórico, eliminando por el momento, y a consecuencia de esta situación excepcional, las limitaciones de horario para la entrada a las zonas más céntricas de la ciudad.

Así los repartidores o las personas que prestan servicio de atención a personas mayores podrían acceder a estas zonas a cualquier hora del día, y los vecinos por su parte, no tendrían que estar pendientes de los horarios para poder recibir estos servicios.

Una demanda que ha sido recibida por el alcalde, que ha trasladado esta solicitud a Tráfico, “con la posibilidad de deshabilitar los bolardos mientras dure el confinamiento, las restricciones de movilidad y la suspensión de actividades como la hostelería”.

Finalmente Daniel de la Rosa ha confirmado, a través de su perfil en Twitter, que a partir de este sábado quedan bajados todos los bolardos de la ciudad, al menos hasta que termine el confinamiento a consecuencia de la pandemia y las restricciones de movilidad.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS