96-88. El Miraflores firma su renovación con la Liga Endesa

San Pablo_Zaragoza Basket 2000_Coliseum_opt

Burgos es ACB. Y lo seguirá siendo una temporada más de manera matemática gracias a este triunfo, el duodécimo del curso para los de ‘Epi’. Este domingo se han sumado una nueva victoria de Liga Endesa, en casa, contra el Basket Zaragoza 2002. La victoria de la permanencia.

Los primeros dos minutos de partido estuvieron marcados por el desacierto en ataque de ambos equipos. Tras el intercambio de canastas, fue el Miraflores quien obtuvo la primera máxima ventaja del duelo, de cinco puntos (11-6). Lejos de salirse del choque, el Basket Zaragoza empezó a encontrar su acierto en el tiro y tomó una pequeña delantera (12-15). El final del primer cuarto llegó con una mínima renta a favor de los locales (19-18).El segundo periodo fue del cuadro burgalés. John Jenkins sacó a pasear su mejor versión sobre la pista para liderar al Miraflores en la anotación. Mientras Sebas Saiz se hacía fuerte en la defensa del aro local. Los de ‘Epi’ obtuvieron un gran parcial de 11-0 que ampliaba su ventaja en el luminoso (36-27). Con ese margen los castellanos pudieron continuar sumando hasta ponerse con la máxima de doce puntos. El descanso llegó al Coliseum Burgos con el cuadro burgalés por delante en el choque (49-38).

Nuevo cuarto, mismas buenas sensaciones. El Miraflores arrancó el tercer tiempo con un parcial de 7-0 (55-38), que obligaba a los visitantes a solicitar tiempo muerto. El equipo de ‘Epi’ seguía acercándose a la victoria, pero necesitaba continuar acumulando una buena renta para llegar al final del choque con la tranquilidad de saber que podría llevarse el triunfo final.El Basket Zaragoza 2002 estaba lejos en el marcador, pero no iba a borrarse de la pista. Al contrario, los de Pep Cargol fueron anotando para recortar poco a poco la ventaja castellana. Los aragoneses pelearon por tratar de meterse en el encuentro, mientras los locales intentaban aguantar la renta que habían mantenido durante buena parte del choque. Sin embargo, los últimos tiros libres que anotaron Sebas Saiz, Deon Thompson y Corey Fisher dejaron la victoria en Burgos (96-88).

El triunfo sirve para asegurar matemáticamente la permanencia en Liga Endesa una temporada más. Pero aún quedan jornadas por delante para tratar de seguir sumando triunfos en esta campaña. La próxima cita será de nuevo en casa. El Miraflores se enfrentará al Club Baloncesto Gran Canaria el próximo sábado 12 de mayo, a las 20:00 horas, en el Coliseum.

OTRAS NOTICIAS