90-76. Victoria del San Pablo Burgos que peleó para superar a un duro Antwerp

No fue sencillo conseguir la primera victoria de la fase de grupos de la Basketball Champions League (BCL) para el San Pablo Burgos. El equipo de Joan Peñarroya recibió en el Coliseum a un duro Telenet Giants Antwerp, que dominó los dos cuartos iniciales del partido. La intensidad defensiva tras el paso por vestuarios se tornó clave para que los castellanos pudieran conseguir la victoria.

La igualdad dominaba los compases iniciales del encuentro de la BCL en el Coliseum. El cuadro local trabajaba para disponer de las mejores opciones, pero el equipo visitante se mostraba igualmente intenso en pista y se llevaba las primeras ventajas (10-14). Los de Peñarroya volvían a reincorporarse a la pelea gracias a los puntos de Clark y, especialmente, de Fitipaldo, que dejaba el empate en el luminoso al final del primer cuarto (21-21).

Benite devolvía a la delantera al San Pablo Burgos (24-21), pero pronto los belgas volvían a la cabeza oponiendo un trabajo duro para controlar sus rebotes en ataque, lo que les permitió sacar ventajas (32-36). Enseguida se sirvieron de los fallos anotadores de los burgaleses para ampliar diferencias hasta alcanzar la máxima de 10 puntos. Los puntos de Goran Huskic estrechaban la distancia al descanso (44-51).

El regreso de vestuarios retornaba la renta de 10 para los visitantes (44-54), pero el cuadro burgalés iba a pelear como nunca hasta ahora imponiendo su ritmo en ataque y apoyándose en unas intensas defensas, que dejaban sin opciones a los belgas. Conforme avanzaba el tiempo, los de Peñarroya crecían al calor de un Goran Huskic que iba camino de convertirse en el mejor del choque (67-62). Los castellanos cerraron el periodo tres puntos por encima en el electrónico (69-66).

El equipo burgalés ampliaba su renta con los triples de McFadden y de Bassas, pero los visitantes se mantenían muy cerca en el marcador (75-72). Entonces, Benite prendió la mecha y clavó dos triples consecutivos para dar un golpe encima de la mesa (81-72). Se negaban los visitantes a darse por vencidos y continuaban en la lucha (81-76). Un parcial final de 9-0 daba por cerrado el marcador para los castellanos, que elevaban hasta los 14 la máxima al término del encuentro (90-76).

El próximo partido europeo se disputará el martes 22 de octubre, a las 20:30 horas, ante Anwil Wloclawek, en el Coliseum.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here