Cuatro «ultras» del Burgos CF detenidos por un presunto delito de odio

Dos jóvenes fueron agredidos en la zona de las Bernardas, uno de ellos necesitó de intervención quirúrgica, los agresores, están vinculados a una peña ultra del Burgos CF

ultras burgoscf detención

Agentes de la Policía Nacional, han detenido a cuatro jóvenes, relacionados con un grupo «ultra» del Burgos CF como presuntos autores de una agresión a dos personas ocurrida, según se ha dado a conocer este miércoles, el pasado octubre en la zona de ocio de las Bernardas de la ciudad de Burgos. De la investigación se desprende que los agresores increparon a sus víctimas aludiendo a su ideología, los dos agredidos resultaron con lesiones graves, necesitando uno intervención quirúrgica. Tras la denuncia de las víctimas, desde la Comisaría se inició una investigación que, de momento, se ha cerrado con el arresto de cuatro jóvenes con edades comprendidas entre 21 y 27 años.

El denunciante, es un hombre de 33 años, al que un individuo comenzó a amenazar de muerte aludiendo a su supuesta ideología política. Al parecer la víctima, que en ese momento transitaba por la zona en compañía de un amigo, siguió su camino, pero al primer individuo se sumó otro que se dirigió a él en los mismos términos, comprobando que estaban siendo rodeados por otros jóvenes que se cubrían con mascarilla y capucha, cuya actitud hacía presagiar la agresión. La víctima intentó abandonar el lugar junto a su amigo, pero en ese momento recibió un puñetazo en la cara y ya en el suelo numerosas patadas, que, según afirmó le hicieron temer por su vida, hasta que logró escapar. Su amigo también resultó herido, ya que al intentar mediar, estos volvieron a hacer hincapié en la supuesta ideología del primero, golpeándole indiscriminadamente en la cara, provocándole importantes lesiones en nariz y ojo izquierdo. Las dos víctimas acudieron al servicio de urgencias del HUBU, uno de ellos con lesiones graves por las que tuvo que ser ingresado para ser intervenido quirúrgicamente. Las víctimas, en su declaración, manifestaron que no habían interactuado con sus agresores de forma previa a la agresión, pero aseguraron que conocían a alguno de ellos.

La Policía, tras recabar distintos testimonios y estudiar los soportes de vídeo de las distintas cámaras ubicadas en la ciudad, ha podido acreditar la participación de, al menos, cuatro personas en esta agresión. Igualmente se ha podido comprobar que los detenidos hicieron labores de vigilancia sobre los agredidos en distintas calles, buscando el mejor momento para realizar la agresión, procurándose los medios para intentar no ser identificados por sus víctimas.

Las circunstancias que rodean al hecho, la falta de provocación, las amenazas previas y el intento de ocultar su identidad para desvincularse de su participación en los hechos, confirma, a juicio de los investigadores, que la agresión fue premeditada y estuvo influida por un componente ideológico asociado a un delito de odio, que viene dado por la supuesta ideología política contraria de las víctimas respecto de los agresores, varios de estos están vinculados a una conocida peña ultra del Burgos CF.

Estas agresiones son especialmente peligrosas por cuanto se desarrollan con mucha violencia y en circunstancias en las que es posible causar daños irreparables a las víctimas.