4.369 formarán el operativo de la lucha contra incendios en Castilla y León

Imagen de archivo de un incendio de la provincia de Burgos
Imagen de archivo de un incendio de la provincia de Burgos

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha presentado el operativo de incendios forestales en la Comunidad. Este año, 4.369 profesionales forman parte del operativo que entrará en en su máximo despliegue el próximo 1 de julio.

En cuanto a los medios personales, esta campaña cuenta con un total de 4.369 profesionales para proteger los bosques de la Comunidad; 2.405 son trabajadores públicos de la Junta de Castilla y León, 519 trabajadores contratados para las cuadrillas helitransportadas, 1.235 profesionales de las cuadrillas dedicadas a tratamientos selvícolas y 210 de la tripulación de medios aéreos y retenes de maquinaria.Se han materializado mejoras en los medios personales para la campaña de este año con la mejora de los protocolos de organización y funcionamiento del operativo; la incorporación de nuevos técnicos a los centros de mando; dos nuevas dotaciones de autobomba compuestas por conductor y peón para cubrir el servicio nocturno en Vitigudino y Benavente; y el refuerzo de los medios nocturnos con cuadrillas helitransportadas de tarde que amplían su horario hasta las dos de la madrugada en Palencia, Burgos, Soria, Valladolid y Segovia.

Entre los medios materiales destacan 210 puestos y cámaras de vigilancia, 305 autobombas, 94 propias y 211 conveniadas y pick-up con depósito, 202 cuadrillas terrestres y helitransportadas, 26 helicópteros, 5 aviones y 28 retenes de maquinaria. Algunas de las novedades de este año son la renovación de dos autobombas propias con máximas prestaciones todoterreno con capacidad de 4.000 litros, dos nuevos convenios de autobombas, uno de 12 meses con el Ayuntamiento de Villarcayo, Burgos, y otro de tres meses con la Mancomunidad de Aliste, en Zamora, para un vehículo nodriza de 30.000 litros.También se han mejorado los equipos de protección individual con la incorporación de nuevos elementos como camisetas térmicas y prendas de abrigo ignifugas para mejorar la protección contra los riesgos a los que se enfrentan los trabajadores del operativo.

Se han producido 361 incendios en lo que va de 2018, un 58 % inferior a la media de los diez últimos años. En cambio, se registra un 63 % de conatos, un dato que es un 9 % superior a la media del decenio.

loading...