ARCHIVADO EN

350.000 euros en subvenciones para la contratación de personas desempleadas

Ana Carlota Amigo Consejera Empleo e Industria Visita Ayuntamiento (Marzo 2021)

El Servicio Público de Empleo de Castilla y León ha convocado hoy dos líneas de subvenciones destinadas a incentivar la contratación de personas desempleadas en las empresas de la Comunidad mediante la formalización de contratos en prácticas, contratos a personas en situación de especial vulnerabilidad y contratos de sustitución por conciliación de la vida laboral, personal y familiar.

La convocatoria de este bloque de ayudas cuenta con un presupuesto total de 350.000 euros y permitirá fomentar más de 200 contrataciones.

Las primeras subvenciones consisten en contratos para la formación y el aprendizaje y de contratos en prácticas dirigidos a la adquisición de una experiencia profesional acorde a la formación o al nivel de estudios cursados, con el fin de mejorar las posibilidades de acceso a un trabajo estable. El importe de la ayuda se establece en 3.500 euros por cada contrato.

Con esta linea de subvenciones también se pretende promover la integración en el mercado de trabajo de aquellas personas que se encuentran en riesgo de exclusión social o que por su edad tienen mayores dificultades de acceso al mercado laboral, en este caso el importe de la ayuda se establece en 6.000 euros por contrato.

El segundo tipo de ayudas tiene como objetivo reducir la brecha de género, promoviendo la igualdad en el acceso, permanencia y promoción en el empleo, así como la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

El importe de la ayuda se establece en 1.000 euros por contrato, que se incrementará en 500 euros si la persona contratada pertenece a alguno de estos colectivos: mujeres, personas de 55 años o más, personas en riesgo de exclusión social, inmigrantes, emigrantes retornados o personas refugiadas o con derecho de asilo. 

Según la Consejería de Empleo e Industria estas ayudas impulsarán la contratación de 200 personas desempleadas y pertenecientes, fundamentalmente, a colectivos con especiales dificultades en el acceso o permanencia en el empleo. Es una manera de incentivar la formalización de contratos destinados a sustituir a trabajadores por cuenta ajena que, disfrutando de sus derechos en materia de conciliación, dejen de prestar temporalmente sus servicios o reduzcan parcialmente su jornada para el cuidado de hijos o familiares.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS