20 años de la autovía Burgos-León

coches-carretera-tráfico-4

La autovía Burgos_León, la A-231 del Camino de Santiago, está de aniversario. Cumple 20 años en los que se ha consolidado como uno de los principales viales de Castilla y León con una circulación de tres millones de vehículos al año.

Esta autovía tiene una longitud de 157 kilómetros de recorrido y contó en su momento con 395 millones de euros de inversión. Estas cifras la han convertido en la infraestructura más importante acometida por la Junta de Castilla y León.La importancia de la autovía radica no sólo en el ámbito autonómico, ya que se ha convertido con el paso de los años en un gran corredor transversal Este–Oeste del norte de la Comunidad y en una vía de alta capacidad que permite canalizar todos los tráficos hacia el noroeste español.De los tres millones de vehículos que circulan por ella cada año, unos 700.000 son camiones. Además, se registran puntas superiores a 28.000 vehículos los días de principio y final de vacaciones de los meses de julio y agosto, pese a lo cual está considerada como una de las autovías más seguras y con menos siniestralidad de España, de hecho el índice de peligrosidad en la red de alta capacidad del Estado es de 7,3 y el suyo es de 3,33, lo que se traduce en que han sido tres las víctimas mortales en los últimos cuatro años.

La autovía Burgos-León cuenta con 19 enlaces, 127 puentes, 52 kilómetros de carretera en ramales y enlaces, 500 kilómetros de barreras de contención de vehículos, 315 kilómetros de valla de cerramiento, 782 kilómetros de marcas viales, 2.659 señales de circulación, 394 carteles, pórticos y banderolas, 85.000 elementos de balizamiento, 265 kilómetros de cunetas revestidas de hormigón y 66 kilómetros de bordillos.

Todo ello conlleva una inversión por parte de la Junta para su conservación y mantenimiento de más de 4,3 millones de euros al año.

OTRAS NOTICIAS