ARCHIVADO EN

2.800 alumnos han recibido clases de apoyo y refuerzo en lengua inglesa

La Consejería de Educación ha dirigido esta primera convocatoria a los centros docentes públicos que impartan Educación Primaria en Castilla y León. Los 302 cursos, desarrollados por 101 colegios de la Comunidad, han tenido una duración de dos horas lectivas semanales y han sido impartidos, de forma preferente, por el profesorado del propio colegio. Con esta medida, la Administración educativa autonómica pretende mejorar las competencias orales en el aprendizaje de idiomas.

El aprendizaje de lenguas extranjeras, sobre todo en la competencia oral, es objetivo fundamental de la Consejería de Educación al contribuir a mejorar la capacidad de los estudiantes para incorporarse al mercado laboral, favorecer la libre circulación, facilitar el acceso a una mayor cantidad de recursos para el aprendizaje y, por último, hacer posible la ampliación del número de personas con las que poder comunicarse.

Consciente de esta necesidad, la Administración educativa autonómica, en colaboración con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, ha realizado una convocatoria que se inscribe en el programa de cooperación territorial para la ‘Mejora del Aprendizaje de Lenguas Extranjeras’. La iniciativa establece la organización de un programa de acompañamiento escolar en lengua extranjera para alumnos de Educación Primaria, que procure apoyo y refuerzo organizado en horario extraescolar para la mejora en la adquisición de las destrezas de comprensión auditiva y expresión oral en lenguas extranjeras.

De esta forma, la Consejería de Educación encabezada por la Dirección General de Innovación Educativa y Formación del Profesorado, ha desarrollado, durante el primer trimestre del curso actual, un total de 302 cursos de apoyo y refuerzo en lengua inglesa para los alumnos de los primeros dos ciclos de Educación Primaria (de 1º a 4º) matriculados en 101 centros de la Comunidad. La selección de los 2.837 estudiantes que han participado en esta iniciativa se ha realizado, de forma preferente, entre aquellos que presentaban mayores necesidades de apoyo en materia de idiomas.

Las clases han tenido una duración de dos horas lectivas semanales y se han desarrollado en el horario no lectivo propuesto por el centro. Asimismo, los cursos se han impartido preferentemente por profesorado del mismo centro que a su vez se ha apoyado en el material didáctico propio. Además, se han realizado en su transcurso actividades y talleres que han contribuido a un eficaz aprendizaje y asimilación del contenido académico.

Finalmente, los 101 centros seleccionados para participar en el programa deberán incorporar a su memoria anual la evaluación del desarrollo del mismo y los resultados obtenidos respecto al incremento que se haya producido en el conocimiento y destrezas en lengua inglesa de los alumnos participantes.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS