2.200 familias se beneficiarán de reducciones de precios en escuelas infantiles de la Junta

colegio,educación 1

2.200 familias de Castilla y León se beneficián de la reducción de precios y la exención de pagos en las escuelas infantiles de la Junta. Así lo ha anunciado la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, quien ha explicado que así se cumple con uno de los compromisos asumidos en la comparecencia de presupuestos para 2017 en las Cortes.

García ha explicado que se reducen las tasas en las escuelas de educación infantil de titularidad de la Comunidad, entre un 10 y un 20 % en función de la renta, se incrementa de 150 a 180 euros la renta familiar per cápita mínima para estar exenta de pago y se crean tres nuevas exenciones de pago para mujeres víctimas de violencia de género, víctimas de terrorismo y familias monoparentales que no superen los 320 euros de renta.Además, también se reduce un 15 % el precio de ‘Pequeños madrugadores’, un servicio que supone la ampliación de horarios en estas escuelas infantiles de titularidad pública entre las 7.45 y las 8.45 horas.

Estos nuevos precios reducidos y las nuevas exenciones facilitan la igualdad de oportunidades y el acceso a este servicio público de atención y cuidado de niñas y niños de familias con más necesidades, ya sea por razones de menores ingresos económicos, laborales o circunstancias familiares específicas, como son las de familias numerosas o las monoparentales. Además, estas actuaciones harán posible una mejora en la renta disponible y, en este sentido, cerca de 2.300 familias se verán favorecidas por esta reducción de cuotas lo que permitirá que, en conjunto, todas estas familias de Castilla y León con menores en escuelas infantiles de titularidad de la Junta puedan disponer 300.000 euros más al año para la atención de sus hijos menores.La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades cuenta con 29 escuelas infantiles en Castilla y León que ofertan 2.267 plazas y que dan trabajo a 407 personas. El presupuesto destinado en 2016 a los centros infantiles dependientes de la Consejería fue de 14,5 millones de euros, lo que supone un incremento de casi el 5 % respecto al año anterior.