111.000 euros para compensar a Eysa la zona azul que no pagamos durante el confinamiento

Parquimetro Zona Azul

El Ayuntamiento de Burgos ha decidido indemnizar a la empresa Eysa (Estacionamientos y Servicios S.A.) por el dinero que no pudo recaudar de los parquímetros durante algunas semanas en el tiempo de confinamiento, entre marzo y mayo de 2020.

Así lo ha confirmado este jueves el vicealcalde, Vicente Marañón. Lo que supone un clarísima desigualdad de la administración pública hacia el conjunto de las empresas de esta ciudad (y país).

Y es que, lo que este jueves ha aprobado la Junta de Gobierno es lo que vienen pidiendo miles de empresas, ser indemnizados porque la administración pública les prohibió trabajar, algunos durante semanas y otros durante muchos meses.

Cabe recordar que la empresa que explota el servicio de estacionamiento de la Ordenanza Reguladora de Aparcamientos, la conocida como Zona Azul, se lleva un porcentaje de la recaudación de lo que los burgaleses pagamos en los parquímetros y no percibe por las sanciones que puedan llegar por carecer de ticket o por superar el tiempo establecido. Cuestión esta que, tal y como denunciaba el PSOE hace años, motiva sobremanera a la empresa a denunciar para instar a los burgaleses a poner ticket, que es de donde ellos cobran.

Además, perciben otros ingresos fijos municipales.

Durante el confinamiento, y después de varias peticiones de los ciudadanos, el Equipo de Gobierno dio su brazo a torcer y suspendió la zona azul, toda vez que se le pedía a la gente que no se moviese.