Vuelve el calor a la provincia burgalesa

Tras la bajada de las temperaturas de la jornada del jueves, que se han notado a primera hora de esta mañana con mínimas que no superaban los 10 grados, el calor se asentará en Burgos a lo largo de este fin de semana, según las previsiones facilitadas por la Agencia Estatal de Meteorología.

Aunque nada tendrá que ver con las temperaturas del fin de semana anterior, motivadas por la llegada de una ola de calor, sí que se recuperará el mercurio en prácticamente toda la provincia, que previsiblemente se mantendrá hasta la mitad de la próxima semana. Si las previsiones se cumplen, los valores máximos en la capital burgalesa oscilarán entre los 32 y los 35 grados a lo largo de todo el fin de semana, mientras que la temperaturas mínimas rondarán los 12 o 15 grados.

Todo ello unido a una ausencia total de precipitaciones y a un viento, de componente nordeste, durante este viernes, que soplará con rachas que oscilarán entre los quince y los veinticinco kilómetros por hora. Las rachas cambiarán a Oeste y Suroeste a partir del sábado, dando lugar a un aumento de la sensación térmica.

La situación en el resto de la provincia será muy similar, con temperaturas entre los 30 y los 35 grados en los municipios situados más al sur, y algo más suaves al norte, donde se mantendrán en los 30 grados. Sin duda la jornada más calurosa será la del domingo, cuando el mercurio superará los 35 grados.

Estas elevadas temperaturas comenzarán a remitir a partir del miércoles, cuando se espera que los valores desciendan sensiblemente, sobre todo las máximas. Las mínimas se mantendrán estables, con bastante diferencia, porque en las hora nocturnas no se superarán los 15 grados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here