Vox se planta ante Madrid y vota en clave burgalesa

Burgos se ha convertido en la excepción dentro del acuerdo alcanzado a nivel nacional en las últimas horas entre el PP y Vox para evitar gobiernos de izquierdas.

Los dos concejales de Vox en el Ayuntamiento, tal y como ya avanzaron a última hora de la noche de este viernes, han mantenido el voto a su candidato, Ángel Martín, La consecuencia directa ha sido que la candidatura del PSOE haya obtenido el mayor número de apoyos. Sin embargo, el autovoto de Vox ha dejado de manifiesto la incapacidad de Marañón para alcanzar acuerdos dejando a la formación que preside en Burgos Martín sin más alternativas.

El PSOE obtuvo once concejales en las elecciones municipales del 26 de mayo, frente a los siete del PP, cinco de Cs, dos de Podemos y dos de Vox. La suma de PSOE y Podemos, con los votos de Vox a su candidato, ha favorecido la investidura de Daniel de la Rosa con trece apoyos, frente a los doce (PP y CS) que ha logrado el candidato de la formación naranja, Vicente Marañón.

El concejal de Vox Ángel Martín, quien además es presidente del partido en la provincia, ha felicitado nada más comenzar su intervención al nuevo alcalde, Daniel de la Rosa, al que le ha dicho que ha sido investido por el «demérito» de aquellas fuerzas que podrían haber alcanzado un acuerdo y han sido incapaces de hacerlo.

Martín ha justificado su postura en el Pleno en el bien de la ciudad, ya que dicho que la decisión se ha adoptado «pensando en Burgos y en los burgaleses».

«No es alcalde por mérito propio sino por demérito de los partidos que deberíamos haber alcanzado un acuerdo», ha aseverado Martín, antes de añadir que se trata de una opción «democrática y no es indigna».

Ángel Martín ha lamentado que en los 20 días que han trascurrido desde las elecciones, PP, Cs y Vox no hayan sido capaces de lograr un acuerdo, algo que ha achacado esencialmente al «bloqueo absoluto» al que Ciudadanos ha sometido a su formación. «Hemos tomado la decisión a conciencia»; ha dicho.

Pese a ello, el concejal de Vox ha reivindicado el derecho de las tres formaciones a alcanzar un acuerdo para que se garantice una estabilidad en el Ayuntamiento.

Mientras tanto, ha confiado en que Daniel de la Rosa dirija el Consistorio «con lealtad a Burgos y los burgaleses».

Con este movimiento, Vox gana una posición estratégica en la corporación municipal al tiempo que advierte a sus posibles socios de que no han venido a regalar nada.

Finalmente, ha confiado en que el respeto entre los miembros de la corporación esté garantizado y se ha comprometido a ejercer una oposición «leal».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here