Salinero y Guinea buscan temas populistas para hacer su particular campaña

La cercanía de las elecciones municipales del mes de mayo ya se nota en el ambiente del Ayuntamiento de Burgos y no falta el día en el que el corporativo de turno aproveche su comparecencia ante los medios para hacer alusión de uno y otro modo a la cita con las urnas.

Este lunes, y tratando de disimularlo, ha sido el turno de los concejales no adscritos Raúl Salinero y Blanca Guinea, quienes han buscado un tema populista para tratar de centrar la atención de unos cuantos votantes.

Sabedores del tirón del ámbito deportivo en la ciudad, y más del fútbol, los ediles no adscritos han comenzado su particular campaña electoral haciendo alusión directa a uno de los muchos problemas que arrastran los campos municipales de Pallafría: la ausencia de ambulancia en las instalaciones.

Guinea y Salinero son conscientes de que se trata de una cuestión, tal y como ha advertido Canal 54 en reiteradas ocasiones en los últimos años, de vital importancia para el funcionamiento de estas instalaciones pero ambos ediles obvian el verdadero problema de fondo de estos campos, que se podría hacer extensivo al conjunto de las instalaciones municipales en materia deportiva, y que no es otro que una falta total y absoluta de gestión, que permite mantener abiertas dotaciones que no cumplen las normativas y no garantizan servicios básicos.

Ambos concejales no adscritos han responsabilizado a la Federación de Castilla y León de Fútbol (FCyL) de la falta de cobertura sanitaria en Pallafría, al ser ésta la gestora de los campos.

Raúl Salinero ha explicado que, si bien el Ayuntamiento se escuda en la normativa deportiva para no garantizar esta prestación, sería necesario acudir a la Ley de Espectáculos para comprobar cómo el gestor, en este caso la FCyLF, tiene responsabilidad en la materia.

Como gestora de los campos, tiene la obligación, entre otras cuestiones, de controlar los accesos y mantener las instalaciones pero también, según sostienen ambos ediles no adscritos, de garantizar la cobertura sanitaria, bien sea a través de una dotación permanente y con personal, bien a través de un botiquín y la presencia de una ambulancia.

Ambos corporativos no exoneran al Ayuntamiento de su responsabilidad en este asunto, puesto que consideran que su máxima responsable, Lorena de la Fuente, podría haber hecho más (o algo) por garantizar la cobertura sanitaria en estos campos.

Sin embargo, con sus reivindicaciones, ambos concejales miran hacia otro lado y no asumen como propia la responsabilidad que tienen en este ámbito, bien en primera persona o bien a través de consejeros vecinos, como Israel Hernando, que poco o nada han hecho por el interés general en la materia, mirando más por intereses personales o afines que por otra cosa.

VIDA ÚTIL AGOTADA

El verdadero problema de los campos municipales de Pallafría es que tienen una vida útil ya agotada, sin que ningún representante de la corporación municipal haya hecho nada para revertir esta situación.

Al grave problema de la falta de asistencia médica en los campos, se suma una falta de matenimiento y una serie de circunstancias que convierten a los campos en una infraestructura insegura.

Vallados perimetrales que ponen en riesgo la integridad de los jugadores, quemaduras diarias causadas por el césped, falta de renovación de instalaciones o ausencia de baños son solo algunas de las deficiencias que suma Pallafría.

Pero el fondo de la cuestión no puede quedarse aquí, ya que existen otras muchas instalaciones que no cumplen, ni tampoco lo han hecho el pasado, con unas condiciones mínimas. Un ejemplo de ello es el campo polivalente de San Amaro, donde una de las ausencias más reseñables es la de unos vestuarios dignos (y con agua caliente garantizada) para los jugadores, así como baños para el público. Los accesos también se presentan como un lastre para una dotación que, pese a las millonarias inversiones realizadas en los últimos años, deberían estar cerradas de acuerdo a la normativa vigente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here