Salinero pide el cese de De la Fuente por su “incedente y vergonzosa” gestión del cementerio

El concejal no adscrito del Ayuntamiento de Burgos, Raúl Salinero, ha denunciado este viernes la “gestión indecente y vergonzosa” de la concejal de Sanidad, Lorena de la Fuente, en el Cementerio Municipal de la capital burgalesa. Por ello el edil ha pedido la cesión inmediata de la responsable de este área, al mantenerse impasiva ante los continuos problemas que atraviesa el cementerio y que afectan a cada vez más familias.

Y es que según ha apuntado Salinero, la empresa Ferrovial, adjudicataria de la gestión del cementerio, ha incumplido el contrato, desde la firma del mismo en el año 2015. En él se especificaba la contratación de 16 personas para el mantenimiento del cementerio municipal, y sin embargo, hay varias sentencias que confirman que Ferrovial sólo contrató a un 80% de la plantilla.

Así mismo Raúl Salinero también ha recordado las obras de ampliación del cementerio, que dejaron prácticamente inutilizados 25 patios, donde a día de hoy no se puede enterrar a nadie por la mala ejecución de las obras.

Ante esta situación el edil no adscrito ha recordado también que ya se aprobó en un Pleno municipal, una proposición que, apoyada por la mayoría de los grupos, pedía el fin del contrato, de cuatro años, con la empresa Ferrovial, antes de empezar, en febrero de 2019, la prórroga de dos años más. Sin embargo, a pesar de ser aprobado en el Pleno nada se ha hecho al respecto.

Al contrario, Raúl Salinero ha explicado que es la propia empresa la que ahora, a unos meses de finalizar el contrato, pide su rescisión. Pero a día de hoy, según denuncia Salinero, De La Fuente tampoco ha hecho nada, ni ha comenzado a redactar un nuevo pliego, para sacar a concurso la gestión del cementerio a partir de la fecha del fin del actual contrato.

Salinero también ha recordado que en febrero del pasado año, un vendaval produjo varios desperfectos en varias sepulturas y, ante las reclamaciones de las 23 familias afectadas, el Ayuntamiento admitió su responsabilidad, y se comprometió a arreglarlas, con una inversión que rondaría los 14.000 euros. Una promesa que desde el área que gestiona Lorena de la Fuente, tampoco se ha cumplido, algo que llama la atención a Salinero, más aún cuando el consistorio burgalés consigue con las tasas del cementerio un superávit al año de 250.000 euros. Así mismo también ha explicado a partir de este momento, De la Fuente dio orden a los trabajadores del cementerio de no avisar a las familias del mal estado de las sepulturas, algo que sí se hacía anteriormente.

Una situación “insostenible”, que motiva que, nuevamente, Raúl Salinero vuelva a pedir su dimisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here