Rodríguez usa los medios porque no se atreve a contestar directamente a Méndez Pozo

El vicepresidente de la Diputación Provincial y responsable de Personal, Lorenzo Rodríguez, ha demostrado una vez más este miércoles que está más preocupado por las críticas de Michel Méndez Pozo, editor de Diario de Burgos, que del propio funcionamiento de la Institución Provincial. Solo así se puede explicar que todo un vicepresidente de la Diputación haga perder el tiempo a los medios de comunicación, bajo la excusa de explicar lo que está sucediendo en materia de personal en la residencia de Oña, cuando lo único que le interesa es dar contestación a un artículo de Méndez Pozo.

De esta forma, Rodríguez evidencia y hace público que entra en el juego del editor de Diario de Burgos respaldando así el afán recaudador de Méndez Pozo, convocando sólo para desmentir una noticia publicada en sus medios de comunicación.

La polémica estallaba el fin de semana, cuando se hace público que la falta de personal cualificado en la residencia San Salvador de Oña está mermando la atención de los internos en el centro. Una situación que ha sido denunciada por los familiares de los usuarios, que a través de un escrito con 257 firmas, han afeado la situación de esta residencia, urgiendo a que se aumente el número de personal cualificado.

Los familiares denuncian que la falta de personal a media jornada y a un tercio, está dando lugar a un mayor número de accidentes y de bajas entre los empleados, y como consecuencia no se presta la atención necesaria a los residentes, en su mayoría personas de avanzada edad y con problemas de movilidad. Una situación a la que se suma, según el escrito, la falta de interés por esta dotación de los diputados provinciales.

Este lunes eran los sindicatos, UGT, USCAL y CSIF, los que salían al paso de estas afirmaciones, defendiendo la labor que realiza el personal de la residencia de Oña, y la gestión que se lleva a cabo en estos centros. Así denunciaban que detrás de esta recogida de firmas están los propios trabajadores y sindicalistas, que desacreditan poniendo en tela de juicio su trabajo, la labor de sus compañeros. Sin embargo, si que reconocen el problema de la falta de personal en las cinco residencias gestionadas por la Diputación, sobre todo en los puestos de enfermería y auxiliar de enfermería.

Y hoy le ha tocado el turno a Lorenzo Rodríguez, que muy molesto con estas informaciones, ha asegurado que se ha manipulado de forma torticera el discurso para desacreditar la gestión que se realiza en la Diputación en este sentido. De sus declaraciones se desprende que le interesa más defender la imagen de la Diputación y la suya propia que se da en un medio de comunicación en concreto, que la labor de sus trabajadores, haciendo hincapié en «el intento fallido de desprestigiar a los diputados de la institución».

En este sentido ha insistido en que la Diputación cumple con los ratios establecidos por el Gobierno autonómico en materia de personal, e incluso supera las cifras de trabajadores impuestas por la Junta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here