Restos de ADN en una colilla permiten identificar al presunto autor del incendio de Mecerreyes de 2014

incendios Leon - Castilla y León

Los restos de ADN recogidos en una colilla han permitido poner nombre al presunto autor del incendio que tuvo lugar en 2014 en la localidad burgalesa de Mecerreyes y que debastó más de 700 hectáreas de terreno. El presunto autor de los hechos es un hombre de 42 años al que se le imputa ahora un delito de incendio forestal por negligencia grave.

La colilla fue encontrada por el SEPRONA de la Guardia Civil en las primeras investigaciones, iniciadas el 1 de septiembre de 2014, en las que se presumía que el fuego se había iniciado en una zona aledaña a un camino que transcurre por el lugar.

Recordamos, el incendio se originó en una finca de rastrojo de Mecerreyes y se extendió rápidamente por todo el término municipal y las localidades más cercanas de Puentedura y Quintanilla del Agua.

Las pesquisas realizadas durante estos años han descartado que el cigarrillo fuera arrojado por el personal presente en las labores de extinción. Además, la marca del tabaco recogido, poco común, hizo que las sospechas se centraran sobre un grupo muy reducido de personas, entre ellas un hombre vinculado con la comarca.

El resultado del informe facilitado por el Servicio de Criminalística ha concluido finalmente que en la colilla existían restos orgánicos que coincidían con el perfil genético del principal sospechoso, por lo el hombre ha sido investigado como presunto autor de este gran incendio que calcinó 753 hectáreas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here