Recuperado ADN nuclear de hace 430.000 años en fósiles humanos de la Sima de los Huesos de los Yacimientos de Atapuerca

Recuperado ADN nuclear de hace 430.000 años en fósiles humanos de la Sima de los Huesos de los Yacimientos de Atapuerca. En un estudio de 2014 se publicó en la revista Nature el genoma mitocondrial casi completo de un fémur de la Sima de los Huesos, un éxito increíble que no se había conseguido nunca en fósiles humanos tan antiguos. La secuencia obtenida indicaba que el individuo estaba relacionado evolutivamente con los denisovanos, una población extinguida que vivió en Siberia, y no con los neandertales. Este resultado sorprendió mucho a los investigadores, que publicaron ese mismo año en la revista Science un amplio estudio paleontológico que mostraba una relación evolutiva de la Sima de los Huesos con los neandertales, que serían sus descendientes. El ADN mitocondrial proporciona una información parcial, porque se transmite solo por línea materna, a diferencia del ADN nuclear, que se hereda por ambas líneas. Desde entonces, se ha estado buscando ADN nuclear de la Sima de los Huesos en el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig. Se trataba de una misión casi imposible dada la extrema degradación del ADN a causa de su antigüedad. Finalmente, la revista Nature publica hoy nuevos hallazgos. Un segundo fémur confirma los resultados del ADN mitocondrial del primero pero además proporciona ADN nuclear que lo relaciona con los neandertales. Y un diente (incisivo) aporta ADN nuclear del mismo tipo que el fémur. Juan Luis Arsuaga, segundo autor del trabajo y director científico del Museo de la Evolución Humana de Burgos comenta: “Hemos esperado muchos años hasta que las técnicas paleogenéticas han avanzado lo suficiente como para que se produzca este pequeño milagro. Excavamos con el máximo cuidado y enorme lentitud para no contaminar los fósiles con nuestro propio ADN. Es un método muy exigente pero merece la pena”. Matthias Meyer, primer autor y líder de la investigación señala: “La Sima de los Huesos es el único yacimiento fuera del permafrost (suelo helado ártico) que permite recuperar ADN del Pleistoceno Medio (periodo que termina hace unos 125.000 años).” Svante Pääbo, director del laboratorio de ADN antiguo del Max Planck de Leipzig añade: “Este resultado indica que la separación entre neandertales y denisovanos es anterior a los 430.000 años que tienen los fósiles de la Sima, y también sugiere que la separación de la línea que conduce al Homo sapiens de las otras líneas -las de los humanos “arcaicos” (Sima de los Huesos, Denisova, neandertales)- se pudo haber producido entre hace 550.000 años y 800.000 años”. Con este intervalo estimado para la divergencia entre humanos modernos y neandertales, los fósiles de la Gran Dolina en la misma sierra de Atapuerca (Homo antecessor), datados entre 800.000 años y un millón de años, se confirman como los mejores candidatos para ocupar la posición clave del último antepasado común de unos y de otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here