Recorrido por la historia del patrimonio eclesiástico en Castilla y León

“Protección y acceso al patrimonio eclesiástico en la Comunidad de Castilla y León”, este es el título de la última publicación de la profesora de Derecho Eclesiástico en la Universidad, María Ángeles Herrera, que versa sobre el patrimonio histórico, artístico y cultural de titularidad eclesiástica en Castilla y León y en Burgos.

Tal y como ha destacado la autora, esta publicación trata de poner de manifiesto la necesidad de la colaboración entre entidades públicas y privadas, para proteger y mantener estos bienes, dotándolos de los suficientes recursos económicos para su preservación, garantizando el acceso de todos los ciudadanos a los mismos.

La titularidad eclesiástica y su conservación enriquece los bienes que integran el patrimonio cultural y artístico de todos los pueblos de España. María Ángeles Herrera señala en este libro que los artículos 44 y 46 de la Constitución Española establecen el derecho de acceso a la cultura y la obligación de los poderes públicos de garantizar la protección y de promover el enriquecimiento de los bienes que integran el Patrimonio cultural y artístico. Consecuencia directa de ello son otras normativas legislativas de Patrimonio Histórico Español y las Leyes Autonómicas sobre Patrimonio Cultural, que han contribuido a garantizar aquellos derechos que recoge la Constitución.

La Iglesia Católica por su parte, como titular de una gran parte de este patrimonio, ha ido dictando normas de carácter interno para garantizar el derecho de acceso a los bienes que permanecen en sus manos, así como la protección, conservación y enriquecimiento de los mismos.

La obra de María Ángeles Herrera pretende poner de manifiesto el enriquecimiento a que han dado lugar todas estas actuaciones, con especial incidencia en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, sus diferentes Diócesis y Provincias.

Herrera ha explicado que el 80% del patrimonio histórico, artístico y cultural de Castilla y León es de titularidad de las distintas entidades de la iglesia, y su labor ha sido y es fundamental para la protección y el enriquecimiento de estos bienes, armonizando el aspecto no solo cultural, sino también de culto de los mismos. Labor que la iglesia comparte con otras entidades, destacando el trabajo de las brigadas de patrimonio de la Policía Nacional y Guardia Civil, que cumplen un papel fundamental en la lucha por la defensa y la preservación de los bienes eclesiásticos, y cuyos representantes también han acudido a la presentación.

Fruto de esta colaboración entre entidades han surgido proyectos como las Edades del Hombre, a través del cual los ciudadanos han tenido acceso a bienes existentes en el territorio de la Comunidad, llegando a conocer el valor que tiene el patrimonio de la Iglesia no sólo para el culto, sino también para la cultura. También ha puesto el ejemplo de la Fundación Octavo Centenario de la Catedral, que ha nacido fruto del trabajo conjunto entre entes públicos y privados, para celebrar en 2021 el aniversario de la joya del patrimonio en esta tierra, como es la Seo burgalesa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here