El puente “gemelo” de Las Rebolledas

El cierre de la ronda interior de la capital burgalesa se realizará un la construcción de un nuevo puente sobre el río Arlanzón que permitirá conectar la Avenida Valentín Niño con el campus de San Amaro.

El proyecto elegido sigue la estética del puente construido en el residencial de “Villas del Arlanzón” hasta el punto de que se podría hablar casi de “puentes gemelos”. Se trata de infraestructura en forma de arco de color blanco con tirantes hasta su base que no tendrá pilares sobre el río, sino que se sustentará en ambas orillas.

El nuevo ramal, una de las exigencias del Grupo Municipal Socialista para favorecer la aprobación de las cuentas anuales de este año, tiene un presupuesto de licitación de 4,2 millones de euros y un plazo de ejecución de quince meses de tal forma que, según las estimaciones del equipo de Gobierno local, se podrá adjudicar este trimestre para que el grueso de las obras se desarrolle a lo largo del próximo año.

El alcalde Javier Lacalle ha defendido este proyecto como una “solución intermedia” a la planteada inicialmente por el proyecto de Herzog y De Meurón y las siguientes pretensiones de cierre de la ronda.

El vial tendrá dos carriles por sentido, separados por una mediana, y aceras con anchura variable que contarán además con zonas estanciales para los peatones.

El tramo contará, además, con un carril bici que discurrirá por las zonas verdes a lo largo de todo el vial, cruzando el río Arlanzón por la acera de la zona este del puente, hasta conectar los ramales existentes en la zona de Fuentecillas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here