Nuevo susto en un campo municipal por la ausencia de una ambulancia permanente

El tiempo pareció detenerse cuando un jugador del Groggys de Gamonal quedó inconsciente en el suelo y la ambulancia tardó casi 25 minutos

El Club Deportivo Groggys de Gamonal ha vivido este fin de semana un gran susto cuando uno de sus jugadores quedaba inconsciente en los campos municipales del José Manuel Sedano y los casi 25 minutos que tardó la ambulancia en llegar a las instalaciones se le hicieron «una eternidad».

Así lo ha relatado su entrenador, ‘Guti’, en declaraciones a Canal 54, en las que ha reconocido que la espera de la ambulancia se hizo «muy larga» ante lo que estaba sucediendo sobre el terreno de juego.

Todo ocurrió después de que uno de los jugadores del Groggys de Gamonal saltase de cabeza y cayese de espaldas sobre el césped, golpeándose la cabeza. A consecuencia del impacto, el jugador quedaba inconsciente unos segundos y saltaban todas las alarmas.

El primero en intervenir fue uno de los compañeros del equipo, quien al ver que el joven se comenzaba a asfixiar, le trataba de abrir la boca hasta que el propio ‘Guti’ llegaba al lugar y conseguía sacarle la lengua, abriéndole las vías.

La tensión era máxima puesto que, aunque recuperaba la consciencia, se le notaba aturdido y desorientado por lo que el míster trataba de tranquilizarle, mientras le tapaba porque el joven manifestaba que tenía mucho frío. Desde ese momento, hasta que llegaba la ambulancia el tiempo pareció detenerse.

El entrenador del Groggys de Gamonal ha reconocido que la espera fue «interminable», máxime por la tensión que se estaba viviendo y las indicaciones que a través del teléfono se iban dando.

Transcurridos más de 20 minutos, llegaba hasta los campos del Sedano una UVI móvil pero al comprobar el estado de consciencia del joven, se le trasladaba finalmente en ambulancia de soporte vital básico hasta el Hospital Universitario de Burgos.

Los hechos se produjeron este domingo, en el partido que enfrentaba a los de Gamonal con Vadillos. Sin embargo, ante el golpe sufrido, el jugador no ha sido dado de alta hasta las 15.00 horas de este lunes, tras las pruebas que se le han practicado.

NO ES UN CASO AISLADO

El incidente, que afortunadamente ha quedado solo en un susto, se suma al resto de situaciones en las que en los campos municipales, especialmente en Pallafría, se ha estado a punto de vivir la tragedia por la falta de una ambulancia de forma permanente en las instalaciones.

Son cientos de chavales los que semanalmente ocupan estos campos y diversas las competiciones que en ellos se practican. Sin embargo, y pese a la insistencia de los equipos, la presencia de una ambulancia de soporte vital básico sigue siendo inexistente.

Uno de los mayores sustos que se ha vivido en Pallafría en los últimos tiempos fue el que tenía lugar a finales de marzo de 2017. Entonces, un partido de Regional Aficionados en los campos de Pallafría dejaba con el “corazón en un puño” a los allí presentes. El encuentro entre el CD Becerril y el CD Universidad de Burgos se paraba durante varios minutos después de que uno de los jugadores del CD Universidad de Burgos, Miguel Casado, se desplomará sobre el suelo tras una contra del CD Becerril.

Antes, en 2016, la mayor parte de los equipos lanzaban la reclamación de una ambulancia permanente en los campos de Pallafría y el Sedano, haciéndose eco de la misma el Real Burgos CF SAD.

Se trata únicamente de dos ejemplos de lo que sucede en los campos de Pallafría desde hace años ante la pasividad de las autoridades competentes en la materia, sin que nada se haga al respecto. Así las cosas, tal vez, cuando se adopte la decisión de devolver la ambulancia permanente a los campos municipales sea demasiado tarde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here