Miki Leal, Laura Lio y Fernando Renes hasta mayo en el CAB

El Centro de Arte Caja de Burgos CAB ha inaugurado sus tres nuevas propuestas artísticas, con las que organiza su programación permanente durante el primer trimestre del año. En esta ocasión han instalado su muestra Miki Leal, Laura Lio y Fernando Renes, y permanecerán abiertas al público hasta el próximo 26 de mayo.

En el nuevo ciclo expositivo del CAB confluyen el dandismo sensual y camp de Miki Leal, la original fusión de cartografía y anatomía de Laura Lio y la cerámica bizarra y provocadora de Fernando Renes.

El proyecto expositivo que Miki Leal presenta en el CAB revisita y reúne sus últimos trabajos a partir de la lectura, en clave pictórica, de la ciudad de Roma y de su pasado clásico. Contemplada desde el prisma del Grand Tour, por la pintura de Leal asoma el dandismo, entendido desde el ideal de perfección absoluta en los hábitos y comportamientos sociales y cohonestado temporal y espacialmente con la experiencia del Grand Tour.

Por su parte el proyecto que presenta Laura Lio en el CAB envuelve el espacio del nivel -1 en una segunda piel con tres series de dibujos. En ellos la artista investiga sobre la representación de los límites del cuerpo y su conversión en una nueva topografía, tan cierta como ilusoria. Una geografía anatómica superpuesta, con sus pliegues, arrugas, protuberancias, órganos y extremidades, al atlas terrestre.

Quizá uno de los mayores atractivos de la exposición lo constituyan sus hermosos libros de artista. Piezas únicas, realizadas varias de ellas para este proyecto, y a mitad de camino entre la escultura y la apropiación del objeto, procuran un descubrimiento sutil, sin olvidar el asombro y la sorpresa.

Fernando Renes presenta la más radical de las propuestas realizadas por el artista hasta el momento. Un zócalo completo situado hasta la imaginaria línea que delimita tradicionalmente la altura de los ojos. Un horizonte vacío bajo el cual se instala un interminable mosaico que circunda por completo el perímetro de la sala, dibujados casi en exclusiva con dos pigmentos. El artista ha querido también que el público, teórico espectador de la exposición, fuera parte activa del proceso en una de sus fases germinales desarrollada en el propio centro y que, el resultado, se incorporara a la obra final.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here