Los médicos defienden su trabajo y critican la interpretación intencionada del documento de las listas de espera

La subcomisión de quirófanos del Hospital Universitario de Burgos ha manifestado, públicamente, su descontento por las acusaciones a la, ahora, ex gerente del Área Quirúrgica, de sacar a pacientes de las listas de espera para maquillar las cifras.

La gerente dimitió en la tarde de ayer tras la confusión generada por la publicación de un documento, por parte de la Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos, donde desde la citada comisión se planteaba sacar a los pacientes de las Listas de Espera Quirúrgicas (LEQ).

El párrafo de la polémica es el siguiente:
“Hacer un esfuerzo para potencial la depuración administrativa, actualizando la LEQ de cada Servicio. Pacientes que: no acuden, se lo están pensando, o que están ilocalizables en tres ocasiones, o solicitan demoras voluntarias por encima de los 2-3 meses, o en aquellos pacientes que tienen motivos médicos que obligan a demorar la Intervención Quirúrgica (…), hay que sacarlos de LEQ. Se incluirán con un nuevo Protocolo de Inclusión en LEQ en el momento que el paciente ya pueda ser intervenido.”

Los miembros de la Subcomisión de Programación Quirúrgica achacan toda la polémica a un mal entendido en la redacción de ese párrafo, atribuyéndolo a un error humano y recordando que se trataba de un borrador cuya publicación está generando alerta en la población.

A través de un comunicado recuerdan que las listas de espera quirúrgicas son responsabilidad de cada servicio y la inclusión es competencia exclusiva del médico que atiende a un paciente.

Visiblemente molestos porque, entre otras cosas, se pone en duda su profesionalidad y la atención al paciente, sostienen que el documento es una propuesta de trabajo que, leída e interpretada fuera de contexto, no se ajusta a la realidad.

La finalidad de la comisión no es la de maquillar ninguna lista de espera, ya que ningún médico gana o pierde nada porque las cifras o los resultados sean unos u otros, sino la de atender a los pacientes lo mejor posible con criterios de justicia distributiva porque, explican, conviene tener presente que los recursos son limitados.

Eso sí, los médicos no han querido entrar en asuntos políticos y en si detrás de la polémica suscitada a raíz de la filtración y difusión del informe hay intereses partidistas o políticos, simplemente han defendido su trabajo y el de su ex compañera al frente de esta Subcomisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here