Las obras del puente de Las Rebolledas comenzarán en enero

El Ayuntamiento de Burgos ha aprobado la adjudicación de las obras del nuevo puente de Las Rebolledas, sobre el río Arlanzón que permitirá conectar la Avenida Valentín Niño con el campus de San Amaro. Con este proyecto se cierra la ronda interior norte de Burgos, lo que para el equipo de Gobierno supone una “buena noticia”.

El nuevo ramal, una de las exigencias del Grupo Municipal Socialista para favorecer la aprobación de las cuentas anuales de este año, tiene un plazo de ejecución de 15 meses de tal forma que, según las estimaciones del equipo de Gobierno local, las obras comenzarán a principios del mes de enero, y podrán estar concluidas a dos meses de las elecciones.

Tal y como ha explicado la portavoz del equipo de Gobierno, Carolina Blasco, en el primer trimestre del año se procederá a la demolición del actual puente, y se iniciará la construcción del nuevo, tratando de intervenir lo menos posible en el cauce del río Arlanzón.

El proyecto elegido sigue la estética del puente construido en el residencial de “Villas del Arlanzón” hasta el punto de que se podría hablar casi de “puentes gemelos”. Se trata de infraestructura en forma de arco de color blanco con tirantes hasta su base que no tendrá pilares sobre el río, sino que se sustentará en ambas orillas.

Las obras se han adjudicado a la empresa Herrero Temiño, por un importe de 3.3 millones de euros, con un porcentaje de baja del 20%, puesto que el presupuesto de licitación era de 4,2 millones de euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here