Las obras de la pasarela del Crucero seguirán el proyecto inicial según lo previsto

El Consejo de Barrio del Crucero se ha reunido este miércoles con el Subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, para conocer como se está desarrollando el proyecto para la colocación de la pasarela peatonal sobre la BU-11 que conecta ambas zonas del barrio, a tenor de la última polémica sobre la construcción de dos grandes muros de hormigón en cada extremo de la pasarela.

Pedro de la Fuente, acompañado de un técnico del Ministerio de Fomento, encargado de la obra, ha trasladado a los vecinos que el proyecto se está ejecutando según el proyecto inicial y siguiendo la normativa urbanística, y avanzará según lo previsto.

La polémica surgió hace unas semanas, cuando varios vecinos de la zona sur del barrio, la más cercana al centro de la ciudad, y que no está separada por la autovía, comenzaron a expresar su malestar por la construcción de un gran muro de hormigón frente a sus viviendas, que les restaba visibilidad, sin comprender su cometido. Desde entonces estos vecinos han comenzado una campaña de difusión para parar la obra, con recogida de firmas incluida, bajo la premisa de que hay otras opciones para que la obra se ejecute sin la necesidad de construir ese muro.

La presidenta del Consejo de Barrio del Crucero, Magdalena Aguilar, ha explicado a Canal 54, que la mayoría de los vecinos están conformes con la consecución de las obras, porque es una dotación “muy importante para el barrio” y para las decenas de vecinos que tienen que dar un gran rodeo para llegar a la zona sur, hasta que no se concluya el proyecto. Al mismo tiempo ha apuntado que el Subdelegado les ha trasladado un mensaje de tranquilidad, porque les ha asegurado que la dotación “va a quedar muy bien”.

El Consejo de Barrio del Crucero no fue el único en reunirse con el Subdelegado ayer. También lo hicieron los vecinos más descontentos con la obra, que querían trasladar a los responsables de la misma su punto de vista, y la posibilidad de modificar parte del proyecto, planteando la demolición del muro de la zona sur. Sin embargo el subdelegado les confirmó que la obra no se va a paralizar ni modificar, continuando con los plazos previstos.

La infraestructura contará con rampas de 105 metros en el acceso norte, en la barriada de los Ríos y otros 55 en el sur, en la calle Ángel García Bedoya, donde se ha instalado el muro. Con el objetivo de agilizar el recorrido a pie, la dotación dispondría de escaleras en ambos extremos, y será totalmente accesible. De la Fuente ha apuntado que se ha tenido que elevar la altura de la pasarela porque será totalmente llana, al contrario que la anterior, que tenía una forma de arco, con rampas a sus lados.

Aguilar ha hecho hincapié en que el proyecto se conoce desde hace muchos meses y ahora es tarde para plantear otras opciones, porque si se paraliza la obra, los vecinos tendrían que esperar de nuevo a posibles modificaciones y pleitos con la empresa adjudicataria, y eso supondría años de espera. Así las cosas, ha avanzado que desde Fomento calculan que la dotación pueda estas acabada para el mes de mayo si las obras continúan a buen ritmo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here