Lacalle repesca a 4 concejales quemados para la lista de la siguiente legislatura

El candidato a la alcaldía del Partido Popular, Javier Lacalle ha esperado casi al tiempo de descuento para anunciar los nombres de las personas que le acompañarán en la siguiente legislatura.

La candidatura repesca a 4 de las 10 personas del presente mandato. El número 2 es transparente para el Ayuntamiento de Burgos. César Rico se coloca de segundo con aspiraciones a repetir la presidencia de la Diputación Provincial. Su papel municipal se basa en los votos que aporta en los Plenos Municipales y poco más.

Junto con él, Carolina Blasco, Jorge Berzosa y José Antonio Antón se apuntan a seguir agarrados a la silla de concejal. Tres concejales que se han quemado en exceso en sus respectivos puestos y que no representan, absoluto, la solvencia en la gestión al frente de la institución local.

Conforman los 10 primeros puestos, el hito marcado por Javier Lacalle para repetir el resultado de 2015, María Isabel Bringas, directora de la Universidad Popular, que casualmente ha recibido el Premio Ciudad de Burgos al Conocimiento e Innovación por parte del Ayuntamiento de Burgos hace poco días (la gala de entrega será el 7 de mayo).
Se suma, como número 7, César Barriada, última incorporación al personal eventual del Ayuntamiento tras la salida de Jenifer Zamorano y actual encargado de las redes sociales oficiales del propio Ayuntamiento.

Cierran estos 10 primeros puestos Carolina Álvarez (Gestora Comercial), Andrea Ballesteros (Presidenta de Nuevas Generaciones) y María Cruz Hernáiz (Jubilada).

Lacalle define su lista como una representación de colectivos sociales y empresariales de la ciudad. Un grupo heterogénero que «mejor representa a la sociedad burgalesa». El todavía alcalde asegura que otros partidos pueden poner nombres por poner en sus listas, sin embargo, el Partido Popular es un partido con opciones de gobierno y debe conformar su lista con perfiles capaces de desarrollar esa tarea de gobierno.

Con respecto a posibles pactos, Lacalle considera que es mucho mejor gobernar con mayoría, aunque en coalición, dado que daría más estabilidad a la ciudad. Aún así está preparado, explica, para asumir lo que salga.

El candiato popular admite no vivir de espaldas a la realidad y es consciente de la división en la intención de voto que se está produciendo en la derecha.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here