Lacalle no pone su puesto como garantía para reestructurar Villalonquéjar

Ayuntamiento de Burgos

El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, no pondrá su puesto como garantía para reestructurar la deuda del Consorcio de Villalonquéjar, tal y como le exige el Grupo Municipal del PSOE para favorecer la refinanciación de la millonaria deuda, que asciende a más de 109 millones de euros.

A través de un comunicado de casi tres folios de extensión, Lacalle hace gala de su estilo propio y se aferra al sillón, tratando de eludir esta exigencia de los socialistas aduciendo que el cambio de declaración del consorcio a sociedad no financiera no depende del Ayuntamiento.

Hay que recordar que los socialistas exigen al alcalde que dimita si a fecha de 1 de enero de 2019 no se ha logrado ese cambio de declaración y es, precisamente esa exigencia, la que Lacalle ha pasado por alto en su contestación.

El regidor municipal insiste en su escrito que, en esa fecha, la Oficina Estadística de la Unión Europea no habrá procedido aún a estudiar nuevas clasificaciones. Asimismo, añade, confía en que no se modifiquen los criterios para lograr ese objetivo y recuerda que, para el próximo año, hay establecidos preacuerdos de ventas por más de 3 millones, con lo que se cumpliría de forma amplia lo establecido actualmente en la contabilidad europea para determinar la clasificación.

Con el resto de exigencias, Lacalle sí parece estar de acuerdo. Cree factible que no se apliquen los intereses de demora en la deuda del consorcio por parte de las entidades acreedoras, así como la adaptación de estatutos de los dos consorcios a la Ley de
Racionalización y Sostenibilidad de la Administración y la Ley de Régimen Jurídico del Sector Público.

En este sentido, añade, se puede hablar de un “compromiso temporal concreto” para empezar a trabajar tras la celebración de Reyes y afrontar una aprobación inicial dentro del primer trimestre.

Javier Lacalle también asume la exigencia de negociar un nuevo acuerdo a partir del séptimo año si no se cumplen las previsiones de venta, así como conseguir la reducción de la deuda que se computa al Ayuntamiento, como sector público, durante el próximo año por debajo del 110%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here