Lacalle cederá edificios municipales para promocionar bebidas alcohólicas, ignorando la Ley de Drogodependencia

PSOE BURGOS

El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, cederá varios edificios públicos el próximo mes de mayo para promocionar una bebida alcohólica. Y lo hará, contraviniendo la Ley 3/2007, conocida como Ley de Prevención de Drogodependencia, que en su artículo 21 señala que “se prohíbe expresamente la publicidad directa e indirecta de bebidas alcohólicas en los centros y dependencias de las Administraciones Públicas y otros entes públicos”.

Lo hará en el marco de un congreso que promueve la Junta de Castilla y León orientado a la promoción de una bebida alcohólica. Según el primer edil, se espera que acudan a Burgos personas con alto poder adquisitivo. Parece este un motivo más que justificado para ignorar la Ley de Prevención de Drogodependencia.

En el congreso, que la propia administración regional presentará en Burgos el próximo 15 de enero, se viene preparando desde el año 2016.

A tenor del constante y reiterado incumplimiento de la Ley de Drogodependencias que viene realizando, sistemáticamente, el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Burgos, con Javier Lacalle a la cabeza, cabría preguntarse si los ediles le plantearán a la Junta de Castilla y León que quite la consideración de bebidas alcohólicas al vino y a la cerveza, con la intención de poder promocionar el consumo de ambos productos sin que esto contravenga la propia ley regional. Según se desprende de declaraciones de la portavoz del Equipo de Gobierno, Carolina Blasco, o del concejal de Festejos, José Antonio Antón, son muchos los ciudadanos burgaleses que ven positivo que el Ayuntamiento promocione este tipo de bebidas. Antón marcó diferencias entre bebidas destiladas y bebidas fermentadas, distinción que no aparecen el la ley, mientras que Blasco dijo que los primeros que debieran dar ejemplo son los políticos que venden alcohol en mítines.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here