La segunda fase de rehabilitación del Monasterio de San Juan comenzará el lunes

La segunda fase de remodelación y rehabilitación del Monasterio de San Juan de la capital burgalesa comenzará el lunes y dará continuidad a las intervenciones que, en los  últimos años, iniciaron el proceso de mejora del emblemático edificio y supusieron, fundamentalmente, la colocación de una cubierta de vidrio, madera y acero sobre las ruinas de su antigua iglesia.

Pese a que la portavoz del equipo de Gobierno local, la ‘popular’ Carolina Blasco, ha anunciado el inicio de las intervenciones del nuevo museo contemporáneo municipal, que sustituirá al actual Museo Marceliano Santamaría, lo cierto es que éste es sólo una parte más de la reubicación de espacios que se va a llevar a cabo dentro del monasterio.

Las obras tendrán un coste algo superior a los 1,8 millones de euros, IVA incluido, después de que el proyecto se adjudicase con una baja del 5,7%, y prevén un plazo de ejecución de 9 meses.

La primera fase del proyecto no será la relativa al nuevo museo contemporáneo municipal, sino la que actuará en la limpieza y el acondicionamiento del torreón de su fachada principal, después de que se haya apreciado que su estructura está dañada por el paso del tiempo.

Una vez concluya esta intervención, arrancará la segunda fase que adentrará las obras en el interior del monasterio. Lo primero que se hará entonces será afrontar el reto de la accesibilidad, con el objetivo de solventar los múltiples problemas que en este ámbito presenta el edificio.

A partir de ahí, se actuará en la planta baja para crear unos nuevos aseos y habilitar una nueva salida de emergencia en el jardín del propio edificio, que da a la Biblioteca Pública. Una vez concluida esta fase, se abordará la tercera y última, que es la que consistirá en la rehabilitación y cubierta del claustro interior y la reubicación de espacios. Aquí es donde se abordará habilitar una zona para exponer creaciones contemporáneas de artistas locales. Una acción que debe contemplar la exposición íntegra de la obra de Marceliano Santamaría si se mantienen los mismos términos por lo que parte de ésta se cedió para, junto a la de propiedad municipal, exhibirla de forma permanente.

La poca información ofrecida por Carolina Blasco al respecto del proyecto hoy, pese a que en la Junta de Gobierno tres de los cinco puntos de la misma hacían alusión al mismo, únicamente responde a la pretensión del alcalde, el ‘popular’ Javier Lacalle, de monopolizar el asunto.

Lacalle persigue la foto de turno y no tardará en visitar el edificio para ofrecer más datos o cifras al respecto. Su actitud, repetida en múltiples ocasiones, plantea varios interrogantes. Quizás el más relevante sea si ha retirado las competencias a las concejalías para poder gestionar el proyecto en primera persona o, tal y como ha hecho en otras ocasiones, actúa al margen de la normativa en un nuevo ejemplo de actitud antidemocrática.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here