La quema de la sardina generó una intensa humareda

Entierro de la Sardina Burgos

La quema de la sardina que puso el broche a las celebraciones del Carnaval 2019 en la capital burgalesa estuvo marcada por la polémica una vez más.

Si en la edición de 2018 el prendido de la carroza provocó una explosión que afortunadamente sólo quedó en un susto, en este caso, una densa columna de humo levantó las alarmas en la plaza de la Flora durante algunos minutos.

Desde el Área de Seguridad se ha insistido en que la nube de humo generada «no fue de grandes dimensiones», si bien, la alarma que generó entre algunos asistentes y dueños de establecimientos, hará que en próximas ediciones también se replantee de qué materiales hacer la malograda sardina.

Hay que recordar que, tras lo ocurrido el pasado año, el organizador directo de la quema de la sardina en el martes del Carnaval ha sido el propio Ayuntamiento, ya que la Asociación de Hosteleros del Centro Histórico, encargados del resto de la programación que se ha podido disfrutar en este entorno, desechó esta posibilidad por la responsabilidad que sobre ellos quería derivar el propio Ayuntamiento, a través de José Antonio Antón, concejal de Festejos y responsable político de lo ocurrido.

Tras el prendido de la sardina, una columna de humo negro se adueñó durante unos minutos de la parte de la plaza más próxima al Arco del Pilar, lo que provocó las molestias y las quejas de algunos ciudadanos, que también llegaron hasta los responsables municipales que se habían concentrado en el lugar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here