La iglesia de Villatoro recupera su actividad tras cinco años cerrada

Cinco años cerrada por le mal estado del inmueble. Así estaba la iglesia parroquial de San Salvador, en el barrio de Villatoro, antes de la intervención que realizó la diócesis burgalesa. Este templo ahora luce completamente rehabilitado, tras las obras de restauración integral del inmueble, que han superado los 99.000 euros de inversión.

Así lo ha explicado este jueves el arquitecto técnico del Arzobispado de Burgos, Miguel Ángel Ortega, quién ha indicado que se ha tenido que actuar en el arreglo integral de la cubierta, con la consolidación y restauración de grietas, la sustitución de la cubierta de la sacristía y de las tejas superiores, el arreglo del suelo del campanario, y la limpieza integral del inmueble. También se ha sustituido el sistema eléctrico del templo, muy deteriorado por el paso de los años, y se han reconstruido las tapias del cementerio.

Ortega ha explicado que esta intervención ha sido posible en parte gracias a las aportaciones voluntarias de los feligreses, que han participado de forma activa en la campaña «Protemplos» de anualidades anteriores, a lo que se ha sumado una aportación por parte del Arzobispado y fondos de la propia parroquia.

Tras esta actuación integral, el edificio se inauguró el pasado mes de mayo, y desde entonces ha recuperado su actividad litúrgica habitual, convirtiéndose de nuevo en uno de los núcleos centrales del barrio de Villatoro.

En 2018 se ha intervenido en un total de 75 inmuebles de la provincia. De ellos, una docena se beneficiaron de los recibido en la colecta «Protemplos». Municipios como Hornilla Latorre, Pajares de Tobalina, Cebolleros, Vallejo de Sotoscueva, Jaramillo de la Fuente, San Medel, Ura o Villafuerte, han podido sufragar los gastos de mantenimientos y restauración de sus iglesias gracias a estas colectas.

Además otros 35 templos pudieron ser intervenidos en 2018 gracias al convenio de las Goteras, que impulsa en Arzobispado de Burgos y la Diputación. el resto de las intervenciones se realizaron con la aportación de la Junta de Castilla y León, que interviene en los edificios declarados Bien de Interés Cultural (BIC), como el monasterio de Rioseco, la iglesia de Lodoso, o la iglesia de San Esteban de Burgos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here