La Fundación Conde Fernán Armentález denuncia el acoso que sufren las personas con discapacidad desde la edad escolar

Fundación Conde Fernán Armentález

Usuarios de la Fundación Conde Fernán Armentález y escolares de la comarca Odra-Pisuerga han denunciado este jueves en la localidad burgalesa de Melgar de Fernamental el acoso que sufren desde la etapa escolar “las personas que son diferentes”.

Lo han hecho en una jornada que ha unido a los menores de los centros escolares de la población con personas con discapacidad y/o enfermedad mental con el ánimo de acercar a los más pequeños algunas experiencias que han pasado personas con algún tipo de discapacidad para que éstas no se repitan. El objetivo, concienciar a los escolares de lo importante que es acabar con el acoso y el bullyng, con una atención especial a personas con algún tipo de discapacidad o enfermedad, y que, en demasiadas ocasiones sufren algún tipo de violencia por tal condición.

El Centro Cultural Santa Ana de la localidad burgalesa se ha llenado este jueves de experiencias compartidas. En todas, un denominador común: momentos en los que un menor se ha sentido acosado por “ser diferente” y recuerdos de usuarios de la Fundación de los años de escuela “en los que se les señaló y en los que a veces se rieron de ellos por ser más lentos para leer, para aprender o simplemente para correr en el patio”.

En la jornada,  enmarcada en el Día de la Paz que, han participado un grupo de escolares del I.E.S. Odra-Pisuerga y el C.E.I.P. Domingo Viejo con el ánimo de poner en común  las experiencias vividas por los usuarios de esta fundación con sede en Melgar durante su etapa escolar, con el fin de invitar a la reflexión, y dotar de pequeñas herramientas a los alumnos que han acudido a la actividad para luchar en contra de la violencia escolar.

Experiencias compartidas

“Hoy queremos contaros lo que hemos pasado y que se escuche la voz que en aquellos momentos no se escuchó”, indicó una de las usuarias de la Fundación, quien recordó que “como personas con discapacidad hemos vivido experiencias de todo tipo en la escuela y el instituto:  algunas muy positivas, y otras, no tanto”.

Precisamente, hoy los adultos sacaron de dentro aquéllas experiencias menos gratas para mostrar a los escolares que las personas con algún tipo de discapacidad “tienen un mayor riesgo de sufrir violencia escolar”. “Nos gustaría que vosotros hoy os pongáis en nuestro lugar oyendo nuestra voz”, matizó.

El encuentro ha puesto sobre la mesa la mayor predisposición que tienen las personas con discapacidad y/o enfermedad mental para ser objeto de situaciones de violencia y/o acoso escolar. El denominado bullyng hace que en muchas ocasiones personas con discapacidad dejen de asistir a clase o que acaben aislandose en casa.

La jornada ha concluido con un minuto de silencio por  ‘El día de la Paz y No Violencia Escolar’ y una sesión de terapia compartida en la que mayores y pequeños han desafiado al frío y a las emociones compartiendo ‘Abrazos gratis’ para decir alto y claro: ¡NO! a las situaciones de acoso y violencia que se dan en todo el mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here